lunes, 14 de abril de 2008

Torreblanca

El barrio de Torreblanca de los Caños, en la autovía de Sevilla a Málaga y Granada, nació junto a los primeros arcos del acueducto de Carmona. Recibe su nombre por uno de los molinos del concejo que se alzaba en la bifurcación del camino que, partiendo de la puerta de Carmona, se dirigía a Carmona y Alcalá de Guadaira; también existió allí una conocida venta con este nombre que durante siglos sirvió de reposo a viajeros y arrieros en su camino a Sevilla. A su lado fueron naciendo durante el siglo XIX grupos de casas de trabajadores agrícolas del entorno así como una fábrica de aceites y jabones, aunque para adquirir entidad de barrio hay que esperar al siglo XX.

En 1910 sólo existían 21 viviendas y 82 habitantes, población que se cuadriplica hacia 1937, y será en la década de los cuarenta y los cincuenta cuando se consolide como barriada al parcelarse el suelo rural: Torreblanca la Vieja, Torreblanca la Nueva y las viviendas del Real Patronato. Los dos primeros se caracterizan por tratarse de viviendas autoconstruidas con un racional trazado viario y el tercero son los bloques -un total de 1.608 viviendas- que levantó entre 1950 y 1960 el Real Patronato de Casas Baratas. En 1971-1972 la inmobiliaria Edisoma urbanizó el espacio comprendido entre las calles Chopo, Drago y la carretera nacional, barriada conocida como las Tres Calles.

Semana Santa en Torreblanca:

La Semana Santa en Torreblanca comienza el Sábado de Pasión. Su recorrido es bastante largo a pesar de solo salir por el barrio, va desde la iglesia de San Antonio de Padua a la de La Inmaculada Corazón de María, está compuesto por dos pasos, uno es el cautivo que recientemente ha cambiado el paso que lo sostenía por otro más grande que incluye a Pilatos, un romano y dos judíos, el otro paso que acompaña al Cautivo es el paso de palio de la Virgen de los Dolores.

Los nazarenos visten con túnica morada y la capa blanca.

Fuente: ABC.