viernes, 2 de noviembre de 2007

Sevilla extiende su alfombra azul al mejor cine europeo


Claude Chabrol, Jacques Rivette, Ken Loach, Volker Schlöndorff o Jirí Menzel son sólo algunos de los nombres que están presentes en el Festival de Cine Europeo de Sevilla que hoy arranca con La masseria delle alonde, de los italianos Paolo y Vittorio Taviani.

En tan sólo cuatro ediciones, la capital andaluza ha conseguido reunir a las figuras clave de la producción cinematográfica europea del año en nvertirse en cita imprescindible para cinéfilos y capta cada vez mayor atención por parte de la crítica.

Hasta el 10 de noviembre se mostrarán más de 150 películas procedentes de una treintena de naciones.

La sección competitiva está plagada de nombres atractivos como los directores anteriormente citados y a los que se suman, entre otros, el del turco-alemán Fatih Akin (Auf der anderen Seite), el húngaro Bela Tarr (The Man from London), el portugués Luis Felipe Rocha (A Outra Margen), el ruso Alexander Sokurov (Alexandra) o el israelí Dror Shaul, que mostrará su ópera prima Adama Meshuga.

El cine checo es el gran protagonista de esta edición del certamen andaluz en la que se rendirá un homenaje al director, guionista y actor Jirí Menzel que participa en la sección oficial con Yo serví al rey de Inglaterra.

El público podrá además visitar una exposición fotográfica de los últimos rodajes del maestro italiano Michelangelo Antonioni, fallecido hace unos meses.

La atención mediática sin embargo se dirigirá al actor francés Jean Reno, que recibirá el Giraldillo de Oro, la máxima distinción del festival andaluz, por su dilatada trayectoria en la que figuran títulos como León el profesional.