domingo, 18 de noviembre de 2007

Umbrete


Umbrete es una localidad de la provincia de Sevilla. En el año 2005 contaba con 5.797 habitantes. Su extensión superficial es de 12 km² y tiene una densidad de 483,1 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 22' N, 6º 09' O. Se encuentra situada a una altitud de 121 metros y a 15 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Historia:

Los orígenes de esta localidad se remontan hasta tiempos de los turdetanos, cuando en este lugar o en sus proximidades existía una población llamada Osca, que más tarde alcanzaría un mayor desarrollo con los romanos, pasando a denominarse Umbretum. Tras la ocupación musulmana, durante la cual se convierte en una alquería destinada a la explotación agrícola, es conquistada por los ejércitos castellanos de Fernando III a mediados del siglo XIII. En el Repartimiento de Sevilla, confirmado por Alfonso X el Sabio, Umbrete es concedido al Arzobispado hispalense, que afronta su repoblación a principios del siglo XIV. Pronto alcanza un cierto desarrollo urbano, al convertirse en la residencia vacacional de los prelados sevillanos, para los que en el siglo XVII se construye el Palacio Arzobispal.

El núcleo principal (123 metros de altitud) está situado en plena plataforma del Aljarafe.

La alquería primitiva se va transformando a partir de la repoblación del siglo XIV, hasta dividirse en tres sectores, definidos por los caminos de enlace con las poblaciones vecinas (Benacazón, Sanlúcar la Mayor y Bollullos). El asentamiento no supera el carácter de aldea hasta el siglo XVIII, en que el Arzobispado lleva a cabo un gran impulso constructor. Se erige la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, se restaura el Palacio Arzobispal y se impulsa el asentamiento residencial a lo largo de los citados caminos, que constituirán el soporte del crecimiento urbano hasta finales del siglo XIX.

En el siglo XVIII también quedan conformados dos espacios centrales fundamentales, la plaza del Arzobispo y la plaza de Queipo de Llano y, sobre el mismo eje urbano y en dirección a Benacazón, serán las haciendas existentes (Nuestra Señora del Rosario y Quitapesares) los elementos ordenadores de otras dos plazas: la de los Monteros y la del Rocío. Así quedará ordenado el centro urbano a finales de esta centuria, con el encadenamiento de cuatro plazas alineadas a lo largo de un eje fundamental, en el que se suceden las grandes casas de las haciendas, las modestas viviendas, la iglesia y el Palacio Arzobispal.

A mediados del siglo XIX, la desamortización de Mendizábal altera el proceso urbano, debido a la incautación por parte del Ayuntamiento del Palacio Arzobispal. En la primera mitad del siglo XX, el crecimiento continúa de forma regular, sin alteraciones importantes en la trama urbana. En los años 60 aparecen barriadas con nuevas tipologías, tales como la de María Fernández Palacios, la del Rocío (al suroeste, en la carretera de Benecazón) y la de Consolación (al sureste, en la carretera de Bollullos), que se extiende hasta el límite del término municipal.

La trama urbana de Umbrete refleja hoy con claridad su origen como asentamiento agrario, con el núcleo originario situado en el sector central y septentrional de la población. Luego vendrían las extensiones a lo largo de los caminos de Benacazón (al suroeste), Sanlúcar (al oeste) y Sevilla (al este). El crecimiento más reciente se ha producido fundamentalmente en el sector meridional y oriental del pueblo, en la salida hacia Bollullos y la Autopista del V Centenario, con un trazado mucho más regular en sus calles que el sector inicial. Es en esta zona, y algo separada del núcleo principal, donde se halla la urbanización de viviendas unifamiliares La Herencia. En conjunto, el núcleo presenta una morfología algo estrellada, que todavía mantiene vestigios del desarrollo a lo largo de los caminos de salida de la población.

Fuente: http://www.sevillaweb.info