martes, 17 de agosto de 2010

Abandono de animales en Sevilla

Las cifras de abandono de animales de compañía son alarmantes. Y Sevilla es una de las ciudades españolas con mayor índice de abandono de animales. En sólo cinco meses, la Delegación de Salud y Consumo ya ha recogido 1719 animales abandonados, de los cuales 1120 han sido perros y 311 han sido gatos, los otros 288 animales pertenecen a otras especies. Unos números tan elevados que ponen los pelos de punta.

El abandono de animales de compañía es una práctica que se lleva a cabo todos los meses del año pero, en las épocas estivales, se produce un incremento importante en estas cifras, y es que no todas las familias deciden realizar sus vacaciones acompañadas por sus mascotas, para algunos resulta una carga de la que deciden prescindir una vez llegado el momento de montar las maletas en el coche.

Por si esto fuera poco, en España tan sólo el 23,9% de los hoteles permiten la entrada de animales.

Por ello, el Centro Municipal Zoosanitario "Ignacio Vázquez Muñoz", sito en la Carretera de Málaga, km 1,5., junto con la Delegación de Salud y Consumo, ha puesto en marcha un nuevo servicio de adopción responsable de animales domésticos, con el objetivo de prevenir cualquier tipo de maltrato y fomentar el cuidado y el respeto por los animales, además de ayudar a los animales abandonados a encontrar un nuevo hogar. Para ello son dados en adopción a particulares o asociaciones de protección y de cuidado de animales.

Gracias al programa de adopción, son muchas las mascotas que están encontrando familia. Durante los meses de enero a mayo se han adoptado el treinta por ciento de los perros y el siete por ciento de los gatos.

En muchos de los casos, son los propietarios de los animales los que se encargan de llevar a sus mascotas a este lugar para abandonarlas. Los motivos son muchos, pero todos tienen el mismo poco peso, y es que abandonar a tu mascota para poder irte de vaciones no tiene ni pies ni cabeza. Otras veces los animales son recogidos en la calle, por los trabajadores del Zoosanitario.

Las condiciones en las que se encuentran varían de unos a otros, ya que "no se encuentran igual aquellos que son recogidos de la calle que aquellos que sus propios dueños traen hasta aquí", afirman los trabajadores.

"Los animales que son abandonados por sus dueños se encuentran en perfectas condiciones, ya que se sobreentiende que han recibido todo el cuidado necesario. No ocurre lo mismo con los que son recogidos de la calle, ya que algunos están muy deteriorados por falta de comida, de agua, algunos han sido atropellados...".

A veces algunos de los animales que encuentran los trabajadores del Zoo, simplemente están perdidos, por eso una vez que el animal es trasladado a las instalaciones del Zoo, se procede a su reconocimiento, para comprobar si el animal tiene el chip reglamentario, con el que se accede al Registro Andaluz de Identificación de animales de compañía, para localizar a sus dueños y que puedan recogerlos en caso de que no hayan sido abandonados. Los que no tienen chip, pasan por un procedimiento diferente, en este caso esperan cinco días por si los dueños apareciesen, una vez transcurrido ese tiempo si nadie ha reclamado el animal se considera que ha sido abandonado.

Es muy importante saber que sólo estarán en disposición de ser adoptados aquellos animales que se encuentren sanos. Sólo los animales irrecuperables por su estado de salud o por su agresividad reciben la eutanasia, que es ejercida con todos los criterios y requisitos legales. La mayoría de las eutanasias practicadas son a petición de los propietarios de los animales, y siempre bajo el visto bueno del veterinario oficial, que la llevará a cabo siempre que se trate de animales peligrosos o que sean enfermos terminales, porque en el Zoosanitario "los veterinarios son grandes amantes de los animales".

El caso de los gatos es el más conflictivo, ya que llegan provenientes de colonias y víctimas extremas de abandono. Son los que llegan en situación más grave de salud y de sufrimiento. Por ello el número de sacrificios en esta especie es mayor que en la de los perros.

Para adoptar

Los requisitos y trámites para adoptar un animal son muy simples: ser mayor de edad, aportar el DNI o pasaporte y firmar un documento de adopción, en el que se identifica el animal, sus vacunas, desparasitación y la prohibición de su venta. Para ello hay que acceder a la web municipal http://www.sevilla.org/.

Del mismo modo, en la capital hispalense existen protectoras de animales sin ánimo de lucro como Arca de Noé, con un especial empeño en proteger aquellos tipos de animales que son peor tratados por la sociedad como pueden ser los galgos, gatos negros, gatos y perros con enfermedades crónicas o con una muy avanzada edad.

Todos aquellos que deciden adoptar deben hacerse cargo de los tratamientos preventivos u obligatorios que a partir de ese momento necesite el animal. Adoptar una mascota es una decisión que hay que tomar con tranquilidad, sopesando los pros y los contras, y es que no se trata de comprar un mueble, ni ropa, ni cualquier otra cosa que un buen día decides desechar o cambiar por otra. Son seres vivos, que al igual que nosotros merecen una vida digna.

Fuente:
ABC.