martes, 23 de noviembre de 2010

El Castillo de Cote

Fotografía: José Luna.

El Castillo de Cote se alza a 526 metros de altura sobre el nivel del mar en el extremo sudeste de la sierra de Montellano, en el término municipal de Montellano.

Es de destacar la posición dominante que ocupa este castillo, pudiéndose ver desde lo alto Morón de la Frontera, Arahal, Paradas, Carmona, Sevilla, El Coronil, Los Molares, Utrera, Pancorvo, Puerto Serrano, Zahara de la Sierra, Olvera, etc., lo que explica la importancia geo-estratégica del emplazamiento, además de encontrarse en las inmediaciones de la Vía Verde de creciente interés para los municipios que atraviesa.

Historia:

La villa de Cotte fue conseguida por Fernando III en el año 1240 mediante un pacto con sus habitantes. El sobrecogedor castillo gótico de Cote fue construido a finales del siglo XIII por orden de Alfonso X, y entregado en 1297 a la orden militar de Alcántara jnto con Morón, lo que supuso la creación de una encomienda en la zona. Probablemente la cerca superior o castillo ya existía antes, aunque debió ser reforzada y recrecida después de la revuelta mudéjar de los años 1264-1266.

El Castillo de Cote formaba una línea de fortificaciones de la llamada Banda Morisca con las torres de Lopera y el Bollo y con los castillos de Morón, Aguzaderas y el de El Coronil.

Descripción:

El conjunto fortificado de Cote consta de dos recintos amurallados concéntricos. El exterior, a 300 metros aproximadamente de altitud, delimitaba la villa medieval, y el exterior, en cotas superiores, protegía el castillo.

Tanto en el recinto del castillo, como de la villa se detectan vestigios de hábitat, viviendas y abundante material arqueológico, especialmente cerámica.

La torre se alza sobre la meseta superior, sensiblemente horizontal, aunque con pendiente que permite la aproximación y acceso, y está rodeada por una muralla irregular de mayor potencia que la muralla de la villa, pudiendo conocerse su geometría y construcción por los restos que aún perduran aunque en estado avanzado de deterioro, y que sirven contención del terreno de la meseta.

La torre-capilla ha sido catalogada como donjon tetrabsidal, siendo única en la arquitectura de la península ibérica. Su planta es cuadrilobulada, un cuadrado central al que se le han adosados cuatro ábsides. El espacio central está cubierto por una bóveda de crucería de aristas ocultas por arcos cruceros. Los ábsides están también cubiertos por medias bóvedas de características similares, en las que las dovelas de los arcos cruceros han sido labradas con nervaduras. El terreno queda nivelado por un zócalo con acabado de mampostería en el lado sur sobre el que se eleva el trazado de la torre.

El acceso se realiza entre los ábsides norte y este, estando la entrada acodada para proteger el interior, que sólo es perceptible en su totalidad una vez se ha avanzado prácticamente hasta el interior del edificio. El ábside oriental se distingue de los otros tres tanto por la presencia de la entrada que cubre una bóveda de medio punto de sillares labrados, como por desdoblarse para esconder entre sus hojas la escalera que permite ascender a la cubierta de la torre.

En interior de la torre destaca por su sobriedad, y está iluminado por cuatro ventanucos, uno en cada ábside, e indirectamente por el propio hueco de la entrada, contrastando su ornamentación de impostas y nervaduras con la potencia constructiva de su volumen percibido exteriormente.

El edificio ocupa en planta de zócalo una superficie de 221,54 metros cuadrados, siendo la superficie construida sobre éste de 159,09 metros cuadrados y la superficie útil o superficie interior de la torre de 68,25 metros cuadrados, es decir, sólo un 42,9% de la superficie que lo envuelve.

Estado de conservación:

La torre del Castillo de Cote ha sido recientemente restaurada. Los resultados de la primera campaña realizada durante los meses de septiembre y octubre de 1988 sobre la investigación histórica y arqueológica de Cote y su entorno, fueron fundamentales para la intervención arquitectónica sobre el conjunto.

Protección:

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. En el año 1993 la Junta de Andalucía otorgó reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Fuente:
CastillosNet.

4 comentarios:

angelitadecristal dijo...

Hola, ¡Que bonita es tu ciudad! Me ha gustado mucho este blog.
saludos a todo Sevilla :)

Duende del Sur dijo...

Muchas gracias por las palabras de agradecimiento para con mi blog, angelitadecristal. Sé bienvenida a ésta, tu casa.

¡Vuelve cuando quieras!

Un saludo.

Sabor Añejo dijo...

No conozco este castillo pero al leer tu entrada me han dado unas ganas locas de conocerlo.
Es curioso como la mayoría de los castillos fueron anteriormente emplazamientos árabes.

Un abrazo

Duende del Sur dijo...

Te recomiendo encarecidamente que disfrutes de este castillo y de los paisajes que se avistan desde lo alto de la cima en la que está enclavado cualquier fin de semana, querida Sabor Añejo.

Tenemos un rico patrimonio de castillos en la provincia de Sevilla con origen árabe, siendo desconocidos para una gran mayoría de personas; no obstante, iré desgranando algunos de ellos en próximas entradas.

¡Un saludo!