jueves, 30 de enero de 2014

La Virgen del Rocío y el Cristo del Amor de Sevilla en la Antártida

Hace justamente un año, el día 30 de enero de 2013, la Base Antártica del Ejército de Tierra «Gabriel de Castilla», situada en dicha isla, está presidida por sendas imágenes de Nuestra Señora del Rocío y del Santísimo Cristo del Amor, donadas por estas mismas hermandades a la XXVI Campaña Antártica del Ejército de Tierra.

Las imágenes están colocadas en el exterior de la Base, al pie del monolito de la misma, y orientadas a la bahía interior, una caldera inundada por el mar del volcán activo en esa isla.

Las imágenes partieron con la expedición en noviembre del citado año desde el puerto de Cartagena, y se encuentran en unas hornacinas protectoras traídas expresamente desde España. Éstas están rodeadas de huesos, vértebras y costillas de ballenas, así como rocas volcánicas, que conforman el monolito de la base española.

La presencia de estas imágenes de la Blanca Paloma y del Cristo del Amor ha sido posible gracias al interés mostrado por el comandante jefe de la Base Antártica española, Álvaro Kromer Espejo, sevillano de nacimiento y además hermano de la Hermandad del Amor. Tanto la Hermandad del Rocío de Sevilla como la corporación del Domingo de Ramos mostraron su ilusión por participar en este proyecto antártico, que servirá para hacer aún más universal estas advocaciones.

Ahora, Nuestra Señora del Rocío y el Santísimo Cristo del Amor presiden la bahía interior de Puerto Foster, protegiendo no sólo a las tropas españolas allí destinadas, sino también a aquellos aventureros que cada año se deciden a realizar actividades en aquellas tierras allende los mares.

Fuente: ABC.