viernes, 27 de julio de 2007

La Plaza del Altozano


La Plaza del Altozano es uno de los centros neurálgicos de Triana. Allí se alza el monumento a uno de los toreros que mayor renombre ha alcanzado en la historia de la tauromaquia: Juan Belmonte.


A la derecha del Altozano podremos adentrarnos por las calles Callao, Antillano o Alfarería, repletas de talleres cerámicos donde pervive la mejor tradición artesana de Triana. Merece la pena recorrer la calle Castilla, para sentirnos sobrecogidos ante dos de las imágenes más queridas por los trianeros: el Nazareno de la O -Pedro Roldán (1685)-, que se venera en la Parroquia de Nuestra Señora de la 0, y el inefable Cachorro -Francisco Antonio Gijón (1682)-, que recibe culto en la Capilla del Patrocinio, cerca de la Isla de la Cartuja, que fue sede de la Exposición Universal de 1992.

Ver también la entrada: http://sevillatequiero.blogspot.com/2007/05/juan-belmonte.html