jueves, 10 de septiembre de 2009

El puente de los candados


Cuentan que cada día, decenas de parejas de enamorados hacen su peculiar rito de amor sobre el puente Milvio, el más antiguo y largo de Roma, que cruza el río Tíber.

En sus farolas colocan un candado en el que escriben sus nombres y luego, tiran la llave al río con las manos unidad para sellar su amor eterno. La tradición viene de la novela Tengo ganas de ti, de Federico Moccia, que luego fue llevada al cine.

Desde hace tiempo, este símbolo romántico del siglo XXI se ha puesto de moda en la capital hispalense. Han sido los estudiantes italianos con becas Erasmus que han llegado a Sevilla los encargados de dar a conocer esta tradición en nuestro país.

Si quiere comprobarlo, sólo tiene que pasear por el emblemático puente de Isabel II, el que une Sevilla y Triana, y verá que en sus barandillas se pueden contar más de 20 candados que simbolizan el amor o la amistad de diversas parejas.

"Siempre juntos"

Mensajes como "te amo" o "siempre juntos", que suelen escribir las parejas romanas también se pueden leer sobre el Guadalquivir.

También hay quien pone sólo sus iniciales o la fecha de su enlace.

Al parecer, en Italia los candados del amor provocaron una polémica. Los políticos debatieron si este gesto estropeaba el patrimonio cultural o hacía peligrar las farolas.


¿Llegaremos a ver esta estampa en el puente de Triana?

Esperaremos acontecimientos en las próximas fechas.

9 comentarios:

TRIANA Virtual dijo...

UNA NOTICIA CORRE POR TODA LA RED:

LA MALA SUERTE QUE DA PONER UN CANDADO EN LA BARANDILLA DEL PUENTE DE TRIANA.
EL SELLO DE AMOR EN EL PUENTE DURA MENOS QUE UN PASTEL EN LA PUERTA DE UN COLEGIO.
PARA COLMO LA GENTE SE SEPARA, SE PELEA , Y CIENTOS DE COSAS PEORES, QUE SIEMPRE COINCIDEN CON HABER PUESTO UN CANDAÍTO EN LA BARANDILLA.
LA BARANDILLA DE LA MALA SUERTE.
PARA LOS MAS SUPERTICIOSOS, ENTRE LOS QUE ME INCLUYO, ES NORMAL LO DE LA “MALA SUERTE”, PORQUE ALLÍ, EN LA BARANDA, HAY MUCHÍSIMA GENTE QUE TIRA AL RÍO LAS CENIZAS DE SUS FAMILIARES….(Y FIJO, QUE ALGO DE CENIZA CAE EN LA BARANDA…)

TENEMOS QUE DIFUNDIR ESTE CORREO TODO LO QUE PODAMOS, E-MAILS, FACEBOOK, TWUENTY, TWUENTY ONE, TWUNTY TWO,
A PROPARGARLO POR TODO EL MUNDO MUNDIAL.

HOY SALE UNA NOTICIA EN DIARIO DE SEVILLA, INDICANDO QUE VAN A VIGILAR EL TEMA, ASÍ QUE VAMOS A INCLUIRLE COMENTARIOS, YO YA LLEVO TRES.

http://www.diariodesevilla.es/sevilla/detail.php?id=511426#opi

TAMPOCO ESTARÍA MAL , QUE POR EJEMPLO, EL AYUNTAMIENTO DE LA CIUDAD QUE COMPARTE RÍO CON NOSOTROS, COLOCARA UNA BUENA CANCELA CON MUCHOS BARROTES, EN EL MUELLE DE LA SAL, MIRANDO PARA EL RIO, QUE ALLÍ, SEGURO QUE DÁ TELA, PERO TELA DE GÜENA SUERTE.

UN ABRAZO FUERTE. TENEMOS QUE LOGRARLO. NO NOS PODEMOS QUEDAR PARADOS. VAMOS A APROVECHAR LOS DIAS DE OBRA EN EL PUENTE.

POR UN PUENTE LIBRE, ¡CANDADOS NO!

TRIANA, SIEMPRE TRIANA.

www.trianavirtual.es

María_azahar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ma. Ángeles dijo...

Qué cosa más fea. Ojalá el Ayuntamiento de Sevilla ponga freno a esto antes de que nuestro puente se vea como el de la foto. Además, tanta llave oxidá luego en el río contamina.

Por cierto, vosotros no habréis puesto uno, ¿no? Es que lo de "esperaremos acontecimientos en las próximas fechas" me ha dejado un poco mosca ;P

Saludos

Alfonso dijo...

jajaja, desde luego ¡lo que no seamos capaces de hacer los andaluces! qué trae mala suerte, que buena historia jjjj yo iba a llevar ya el candado... mejor echo una moneda en la plaza de España... por cierto, hace tiempo que no paso por allí ¿tiene agua ya?

Anónimo dijo...

Otra pamplina más. No hay más eterno que el amor al dinero.

MIGUEL ANGEL dijo...

Me parece hermoso y maravilloso el sellar el amor de alguien en un lugar que será huella de por vida.
Ahora, otra cosa es como la ciudadania de Sevilla quiera tomarse este gesto de visitantes que optan por mostrar

Duende del Sur dijo...

Triana Virtual subrayo tu idea de desplazar la moda de los candados de un símbolo de la ciudad como es nuestro puente de Triana a, como apuntas, una cancela con barrotes o monumento diseñado para tal fin que podría estar perfectamente ubicado en el Muelle de la Sal. Como bien dices, a ver si toma buena nota el Ayuntamiento de la ciudad, que también comparte río con nosotros.

Así es, querida María_azahar, creo que para demostrarle el amor a tu media naranja no es necesario colocar un candado, ni ensuciar paredes con graffitis, ni dañar árboles con llaves ni nada parecido. Una caricia, un beso, un abrazo o una mirada son gestos suficientes que por sí solos demuestran el amor y afecto hacia una persona. Lo demás, son locuras innecesarias.

Tranquila Mª Ángeles que no hemos puesto ni pondremos ningún candado ni objeto que "ensucie" nuestra bella ciudad. Como bien dices, tanto hierro contamina las aguas del Río Grande.

Lo de "esperaremos acontecimientos en próximas fechas" tan sólo iba referido a ver qué pasará en un corto período de tiempo (o mejor dicho, cómo actuará el Ayuntamiento).

Alfonso lo de la mala suerte hay quien lo achaca a las cenizas de los difuntos que allí se tiran, como bien indicaba Triana virtual más arriba.

En cuanto a la Plaza de España, sigue en restauración y sin agua. Esperemos que más pronto que tarde se revierta esta situación de una vez por todas.

Nunca mejor dicho, Anónimo. La verdad que la moda de los candados es una moda absurda (al igual que la de los botines colgados en el tendido eléctrico, pero esa es otra historia), ya que afea bastante el entorno urbano de una ciudad.

Ya ves, Miguel Ángel, para gustos, colores. Yo también apuesto por sellar el amor en un lugar emblemático. Pero dejémoslo en fotografiar ese instante eterno con un buen beso...

¡Saludos y muchas gracias por vuestros comentarios!

Ma. Ángeles Silva dijo...

Ufff, pues menos mal...

Buena "Noche de los Museos".

Saludos

Anónimo dijo...

¿Os imagináis triana(ya sea la estrella,san gonzalo, la esperanza, el cachorro o la o) pasando por el puente y éste lleno de candados?
Yo no. Ni quiero hacerlo. Lo que quiero es el puente limpio, como siempre. Viva sevilla y triana.