martes, 4 de septiembre de 2007

El Altar de Santa Bárbara


En el muro que forma ángulo con este altar se encuentra una buena representación de Las Santas Justa y Rufina, única obra conocida del pintor sevillano Miguel de Esquivel, quien la realizo hacia 1620.

El altar de Santa Bárbara fue dotado por el canónigo Don Rodrigo de Solís, siendo el autor de las pinturas Antonio Rodríguez en 1545. El estilo de las pinturas es ingenuo y sencillo, siendo testimonio de los limitados recursos de su autos. Preside el retablo una representación de La Sagrada Familia flanqueada por San Jerónimo, Santa Barbara, San Lucas y San Marcos. En el centro del segundo cuerpo figura La venida del Espíritu Santo y en los laterales, San Pedro, San Pablo, San Juan y San Mateo.

En el lateral izquierdo de la capilla se encuentra una imagen de San Antonio, carente de valor artístico pero que goza de gran devoción popular.