jueves, 13 de septiembre de 2007

Gines


Gines es una localidad de la provincia de Sevilla. En el año 2005 contaba con 12.177 habitantes. Su extensión superficial es de 3 km² y tiene una densidad de 4.059,0 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 23' N, 6º 04' O. Se encuentra situada a una altitud de 123 metros y a 8 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Desde tiempos remotos, el término se vio ocupado por diversos pobladores como los tartesios, a quienes se atribuye la primitiva fundación. Los romanos, muy posteriormente, reutilizaron este poblado y lo llamaron Abnega. No obstante, esta denominación cambió en época de César en que se rebautizó como Vergelium Iulii Genitoris o Vergentum Iulii Genius, según afirma García de Diego como argumento para la evolución toponímica hasta Gines. Escasas o nulas noticias se tienen de la época visigoda, que culminó con la ocupación árabe a principios del siglo VIII. Éstos, que restauraron la grandeza de muchas villas renombradas de época romana, hicieron lo propio con la que nos ocupa.

A mediados del siglo XIII, el rey Fernando III ocupa la ciudad y la rebautiza como Camero, nombre que no fue aceptado por la población que mantuvo el anterior de Genis, del que derivó hasta su forma actual. Una vez bajo el dominio castellano fue villa realenga hasta que se concedió al linaje de los Zúñiga, lo que ocurrió en torno al siglo XIV. En el siglo XVI pasó a la de los Guzmán a la que se vio ligada hasta el siglo XIX.

El núcleo originario de la población se sitúa en el entorno del Ayuntamiento y la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, centro desde el que surgen 4 caminos tradicionales que se cruzan en forma de aspas. Las expansiones más recientes multiplican con mucho la superficie del núcleo originario al haberse convertido el municipio en uno de los más receptores de población de la capital.

La estructura urbana actual es muy compleja, siendo únicamente la antigua travesía de la carretera de Huelva el único eje que, de alguna forma, articula el espacio urbano. A ello se une la diversidad de las tipologías edificatorias empleadas en las nuevas expansiones y el hecho de que cada una de ellas ha ido surgiendo sin una planificación general de la ciudad.

A pesar de tratarse de un término de reducidas dimensiones, Gines conserva una satisfactoria dotación monumental. De sus Haciendas, las más destacadas son las del Santo Ángel, del siglo XVIII aunque muy retocada en el siglo XIX. También resulta interesante el antiguo Palacio del Conde de Gines, de finales del XVII y transformado en el siglo siguiente.

Fuente: http://www.sevillaweb.info