martes, 13 de noviembre de 2007

El Puente del Cristo de la Expiración


Está inspirado en el Puente de Alejandro III de París. Construido a finales de 1991, con él, la ciudad recuperó el cauce del río.

El director del proyecto fue el Ingeniero Jose Luis Manzanares Japón. Posee una estructura de acero, con dos arcos rebajados de 126 metros de luz y sin soporte bajo el agua, que sostiene un tablero de 225 m x 31,5 m.

Tiene dos cubreaceras de lona blanca que cuelgan de mástiles a lo largo del puente.

Es también conocido como Puente del Cachorro, Puente de Chapina o Puente de los Leperos, ya que primero construyeron el puente y después retiraron las tierras que conformaban la llamada Corta de Chapina.

Este puente tiene la particularidad de tener los pasos peatonales cubiertos con lonas, lo cual contribuye a su estética, además de aliviar del calor a los transeúntes en los meses de verano.

Es muy transitado, ya que resuelve las comunicaciones con Triana y es el principal acceso desde Sevilla para llegar a la A-92 en dirección a Huelva.