jueves, 22 de noviembre de 2007

El Salón de Embajadores


En el arco de acceso al salón, el lema nazarita "solo Dios es vencedor" se repite hasta la saciedad en caracteres árabes. Las puertas pudieron haber sido labradas por manos de artífices toledanos. La decoración de este salón suntuoso es de tiempos del rey Don Pedro, excepto la cúpula, realizada en el siglo XV y restaurada aún con posterioridad. Sorprende la serie de retratos de todos los reyes de Castilla, hasta Felipe III, enmarcados en arquitos góticos, con sus escudos de armas y la fecha de su reinado. La pieza alargada que se abre al fondo es el Comedor, con un artesonado de la época de Felipe II.