miércoles, 27 de febrero de 2008

El Cristo del Convento de Capuchinos


Los templos de los franciscanos capuchinos tienen una particularidad, y es que no cuentan con retablo mayor en la zona del presbiterio.

Este caso lo podemos encontrar en la iglesia del Convento de los Capuchinos de Sevilla, donde en vez de Altar, tienen un cuadro que muestra a San Francisco Abrazando a Cristo y un crucificado.

Este crucificado es de autor anónimo del siblo XVIII, aunque por sus formas manieristas nos retraen a imágenes como la de la Expiración del Museo.


Este crucificado capuchino es de estilo barroco, está vivo y mira hacia la derecha, con un gesto en su cuerpo que denota dramatismo en movimientos.

Fuente: http://www.artesacro.org
Fotos: Francisco Santiago.