viernes, 22 de febrero de 2008

Ntra. Sra. de Valme


Hermandad de Nuestra Señora de Valme

Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús (Bellavista).

Procesiona en Septiembre.


Referencia histórica.- La Hermandad de Bellavista cuenta con más de cuarenta años de historia, pues fue instituida canónicamente el 13 de enero de 1955 por el Cardenal Bueno Monreal en la parroquia de este barrio sevillano. El pasado 15 de febrero de 2000 se recibió el decreto que autorizaba la conversión en cofradía penitencial, pasando a titularse como "Hermandad del Stmo. Sacramento, Ntra. Sra. de Valme y Cofradía de Nazarenos del Stmo. Cristo de la Misericordia, María Stma. de la Salud y San Fernando Rey". El patrón de Sevilla fue añadido como titular a causa del papel que en la conquista de nuestra ciudad jugó este sitio de Bellavista, así como por sus relaciones con el precioso título mariano de Valme. Precisamente la barriada constituye lugar obligado de paso para la Protectora de Dos Hermanas y Patrona del Ayuntamiento nazareno, durante su grandiosa y emotiva romería otoñal hacia el Cortijo de Cuarto.


Referencia artística.-
El mismo año de la fundación se realizaron la talla de la Virgen de Valme y un retablo por José Gironés en los talleres salesianos de la Trinidad. Hasta 1996 salía en un paso de gloria tradicional, pero ese año se acordó en Cabildo general la sustitución por uno de palio. Para ello se inspiraron en el antiguo que sacaba la Virgen de los Reyes antes de tener la tumbilla, o sea un palio de cajón sostenido por cuatro varales, añadiendo dos varales más para llegar a seis, tres a cada lado. En el año 2000 se estrenaron la candelería y cuatro jarras, obra del orfebre Manuel de los Ríos.

Como Hermandad Sacramental tiene una insignia ejecutada por Padilla, en cuyo centro figura una Custodia sostenida por dos ángeles dentro de una orla de uvas y espigas, con la cual participa corporativamente en la procesión del Corpus Christi.

Datos curiosos.- Detalle muy notable es que delante del paso de la Virgen va un Niño Jesús portado en andas por los hermanos más jóvenes de la corporación, así como por otros niños que durante el año han realizado la Primera Comunión. Este simpático tramo del cortejo, muy animado, constituye una verdadera cantera de cofrades, y por decirlo con palabras de la propia Hermandad: "Es el vivero donde la futura juventud se forma y aprende". Otro detalle muy peculiar y entrañable (que ya constituye verdadera tradición) es la costumbre de escribir el nombre de los hermanos fallecidos en los cirios de la candelería, los cuales después de la procesión son entregados a sus familiares, como homenaje y recuerdo para esas personas difuntas.

Momentos destacados.- Además de la procesión en sí, el domingo siguiente a la salida se celebra la llamada "Misa de las Flores", al término de la cual se reparten los nardos que adornaron el paso de la titular.

La información contenida en esta entrada ha sido tomada de la página web de Hermandades y Cofradías de Sevilla.