lunes, 10 de noviembre de 2008

La Cruz de la Inquisición

La Cruz de la Inquisición, también llamada de las siete cabezas o de los ejecutores, se encuentra en la Plaza de San Francisco, en el rincón formado por el Arquillo del Ayuntamiento y la puerta de entrada a la Sala Capitular. Esta cruz, con 105 años de existencia, vino a sustituir, por razones estéticas, una anterior que se encontraba en dicho lugar desde 1703. Por lo visto el diseño de la Cruz dieciochesca, no encajaba con el estilo plateresco de nuestro Ayuntamiento.

Pues bien, esta Cruz conmemora la celebración del último acto de fe celebrado por la Inquisición sevillana en el monasterio de San Francisco.

La Inquisición Española fue creada por los Reyes Católicos para perseguir a los herejes en 1481, en Sevilla. En sus primeros 50 años de existencia tuvo una intensa actividad, iniciando en el siglo XVII un periodo de declive que se acentúa en el XVIII. La Revolución Francesa dio mayor vigor al Santo Oficio ya que inició persecuciones ideológicas y políticas durante algunos años. En 1813 las Cortes de Cádiz suprimen el Santo Tribunal pero Fernando VII le reafirma en sus competencias en 1815. Hasta 1834 la Inquisición Española no será abolida definitivamente.

El auto de fe público fue concebido a inspirar más que temor, terror en estado puro. La Inquisición usaba los autos públicos para fortalecer su poder sobre la gente y para infundir el peligro de herejía. Las palizas y las quemaduras, siempre con final mortal, tomaron lugar en los autos públicos que fueron acontecimientos macabramente espectaculares.

Además de los castigos de las torturas, el exilio o el morir quemados vivos, los inquisidores practicaban una muerte social de los condenados con otra degradación, que se llama el sanbenito. El sanbenito era un tipo de camisa amarilla con una cruz roja de San Andrés. El ofensor necesitaba llevar el hábito todo el tiempo, lo que ofrecía una mala imagen de cara a la sociedad. Este sanbenito destruyó las probabilidades de encontrar trabajo o un lugar con estabilidad para la familia. De ahí viene el dicho de "colgarle el sanbenito a alguien”.

En diciembre de 2007 la Cruz de la Inquisición fue vilmente mutilada en uno de sus brazos, apareciendo de esta forma:

Foto de Sevilla 21

Gracias a la denuncia efectuada por el amigo cansadousa, esta cruz recibió el correspondiente tratamiento y, desde antes de la Semana Santa de 2008, la Cruz de la Inquisición vuelve a lucir en todo su esplendor.

Más fotografías aquí.

4 comentarios:

Sabor Añejo dijo...

Cuantas cosas he aprendido en esta entrada, cosas que no conocía.
A veces no somos conscientes de toda la riqueza que tenemos a nuestro alrededor.

Saludos

Duende del Sur dijo...

Muchas gracias por tu comentario Sabor Añejo. Me alegro enormemente que te haya gustado la entrada. Sé bienvenida.

La verdad es que no somos conscientes. De ahí el fundamento de este Blog. Tratar de acercar Sevilla al resto del mundo y cómo no, a los mismos sevillan@s, los cuales desconocemos muchas cosas de nuestro rico patrimonio. Yo el primero.

Saludos y vuelve cuando quieras!!

cansadousa dijo...

Aquí puedes ver además la Cruz de la Inquisición original ;)

http://esasevilla.blogspot.com/2010/07/cruz-de-la-inquisicion.html

Un saludo!

Duende del Sur dijo...

Muchas gracias por poner el enlace, cansadousa

Recibe un saludo cordial.