lunes, 20 de julio de 2009

La Virgen del Carmen vuelve al río Guadalquivir 48 años después

La Virgen del Carmen de la Hermandad de la Capilla del Puente de Triana presidió ayer una procesión fluvial por el río Guadalquivir. Fue un rotundo éxito de público. Muchas personas se agolparon en los márgenes y puentes del recorrido.

Discurrió el cortejo desde el pantalán del Paseo de Nuestra Señora de la O hasta el Club Náutico de Sevilla para volver al punto de inicio sobre las diez de la noche.

Dos horas antes, se entronizó, la imagen en el catamarán a los sones de la «Salve Marinera», tras ser trasladada a hombros de sus hermanos desde la Parroquia de la O. Fue la antesala de una jornada histórica para esta corporación y la ciudad.

Participaron en esta procesión todo tipo de embarcaciones junto a la imagen carmelita que ejecutara Jesús Iglesias. Así, además de barcos particulares de varios formatos, hubo botes de piragüismo e incluso se engalanó el barco de Lipasam que hace sus labores de limpieza en el río.

La banda de música de Las Cigarreras, que dirige Bartolomé Gómez Meliá, acompañó la procesión. Estuvo todo el recorrido tras la embarcación presidida por la Virgen. Sonaron en medio del río marchas procesionales clásicas como «Estrella Sublime» «Virgen de la Paz» o «Esperanza de Triana Coronada», aunque esta vez lógicamente no hubo ninguna voz del capataz ante algún obstáculo o alguna «levantá» al martillo. Pero si se pudo contemplar alguna «revirá» (término marinero) a los sones de «Caridad del Guadalquivir».

En el catamarán Luna de Sevilla, donde también estaba situada la banda, se ubicaron representaciones de las hermandades de Triana, del Carmen de Sevilla, Consejo de Cofradías y los hermanos y junta de gobierno de la corporación organizadora de este culto, que tuvieron que sacar la correspondiente papeleta de sitio.

Al paso de la comitiva por el Puente de Triana, hubo una gran petalada. Igualmente, se realizaron ofrendas florales en Río Grande y en los clubes Labradores, Mercantil,-donde existía incluso una pancarta de bienvenida- Náutico y Remo Sevilla. Es intención de la hermandad que se haga esta procesión de forma periódica, para ello, modificaron sus reglas corporativas, pudiendo hacer su salida procesional fluvial o por las calles de su feligresía. Ayer se demostró que, a pesar del formato, el sentimiento sobre la Virgen del Carmen es el mismo procesionando por la calle Castilla o Alfarería, que en el agua junto a la misma Torre del Oro.

Fuente: ABC.