lunes, 16 de mayo de 2011

El molino fortificado El Algarrobo

Fotografía: reydel72.

Situación:

El molino fortificado El Algarrobo se encuentra en el término municipal de Alcalá de Guadaira.

Historia:

Las excavaciones realizadas en los enormes terrenos de Gandul están sacando a la luz importantes yacimientos correspondientes a asentamientos humanos que podrían pertenecer al periodo Calcolítico.

Con la llegada primero de los griegos, que la denominaron Hienipo, y luego de los romanos, que la llamaban Ordo Hienípensis, se empieza a tener referencias más claras sobre este asentamiento. Pero no cabe duda que fue en el periodo musulmán cuando Alcalá adquirió un gran desarrollo y una gran importancia estratégica. La cultura árabe era por aquella época muy superior a la castellana en arte, filosofía, ciencia y sobre todo en el modo de vida.

De época musulmana quedan los dos elementos más importantes de Alcalá, como son la muralla urbana y su castillo o alcázar, pieza clave para la conquista de Sevilla, y sus molinos de harina situados en la ribera del río, que proporcionan a la ciudad, además de una floreciente industria panadera, de la que hoy vive orgullosa, una fisonomía peculiar. Las aguas de esta zona eran conducidas desde épocas musulmanas hasta Sevilla y su acueducto partía del manantial de Santa Lucía.

Fernando III el Santo
conquistó Alcalá en el año 1247 pocos días después de la festividad de San Mateo, por lo que se ha reconocido a este Santo como su Patrón. En el año 1262, en el repartimiento de Alfonso X el Sabio, esta villa fue cedida a la ciudad de Sevilla. En el año 1477 tuvo lugar aquí una famosa batalla entre las huestes de los Ponce de león y los Guzmanes.

Descripción:

El Algarrobo es un molino harinero musulmán que disponía de una torre para su defensa. Por la importancia de la industria panadera la ciudad fue conocida como Alcalá de los Panaderos. La antigüedad de los molinos se remonta a la época de los griegos aunque la mayoría son árabes.

Entre los molinos más importantes destacan los tres de Gandul, los ocho de Marchenilla (Tragahierro, Varealta, Cañabaralejo, Pasadilla, Granadillo, Hornillo, San ]osé y Boca del río), los diez en el Guadaira (San Pedro, El Molinillo Hundido, La Aceña Trapera, Benaharosa, San Juan, El Algarrobo, El Realaje, Pelay Correa y Cerrajas). A lo largo del tiempo fueron abandonados y destruidos.

En Alcalá existen además otros molinos de cubo o manantial, de los que quedan en pie los de Las Eras, La Tapada, Oromana y La Mina.

Estado de conservación:

Actualmente han sido restaurados como monumentos históricos, representando el trabajo y la iniciativa de un pueblo que desde siglos destacó por su afán industrial.

Protección:

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. En el año 1993 la Junta de Andalucía otorgó reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Fuente: CastillosNet.