domingo, 29 de julio de 2007

Aznalcázar


Aznalcázar es una localidad de la provincia de Sevilla. En el año 2005 contaba con 3.692 habitantes. Su extensión superficial es de 450 km² y tiene una densidad de 8,2 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 18' N, 6º 15' O. Se encuentra situada a una altitud de 66 metros y a 25 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Historia:

Diversos autores ven un precedente de Aznalcázar en la villa de Alostigi citada por Plinio. Sus orígenes se estiman en tiempos de culturas ancestrales tales como la del Vaso Campaniforme y la Ibérica, ambas presentes en el término. En Los Navarros se halló una necrópolis romana abundante en piezas de la época, y sobre todo, vidrios, lápidas y monedas acuñadas por cierto en la propia población que, por aquel entonces, debió ser un emplazamiento importante.

De procedencia romana son también los lienzos de muralla, reconstruidas en la Edad Media, y la puerta meridional de las mismas así como el puente de ladrillo que cruzaba el río. Llegada la etapa de dominación árabe adquirió el lugar su denominación previa a la actual, quedando como Azn al Kazar, que significa "Palacio en alto". En 1248, los cristianos del rey Fernando III incorporaron el pueblo a la corona castellana y su ayuntamiento se consideró realengo aunque con posterioridad se convirtió en señorío y cabecera del Marquesado de El Pedroso y Las Torres.

El núcleo urbano se sitúa en la cornisa oeste del Aljarafe, dominándose desde el mismo, el valle del Guadiamar, ubicación que hace pensar en una situación estratégica desde el punto de vista militar.

El centro histórico, de forma almendrada y dimensiones muy reducidas, se sitúa muy cercano a la cornisa y queda limitado por la antigua travesía de la carretera a Pilas, de forma que todas las expansiones posteriores se han desarrollado hacia el este. Así, una primera expansión tradicional se desarrolla a modo de orla al sur y al este del casco histórico. Una segunda fase expansiva se produce en dirección este aproximándose al trazado de la variante sur, área que ha ido colmatándose en los últimos años. Las más recientes expansiones se han realizado hacia el norte y noreste en forma de urbanizaciones de viviendas unifamiliares aisladas.

La estructura urbana actual, debido a la dilatada historia del núcleo, presenta una combinación de tres tipologías diferenciadas. La primera de ellas, que corresponde al casco histórico y a la primera expansión, responde a una trama anárquica, propia de los núcleos de origen musulmán. Una segunda tipología, que se corresponde con las expansiones recientes del núcleo se caracteriza por un conjunto de paquetes urbanos con trama ortogonal pero sin conexión clara entre ellos. Por último, las urbanizaciones de viviendas unifamiliares aisladas suponen la introducción de nuevas tipologías en el núcleo urbano, tanto en lo que se refiere a la edificación como a la tipología urbanística,

Entre los monumentos dignos de reseñar en el núcleo urbano, cabe destacar el puente romano, citado anteriormente, que fue sometido a diversas restauraciones a lo largo de la historia y que, actualmente, se encuentra en mal estado. Otros restos de época romana son algunos restos de muralla, fuentes y zonas subterráneas cercanas al ábside de la Iglesia parroquial.

Este edificio, la Iglesia de San Pablo, de finales del siglo XIV, presenta un edificio estilo mudéjar sevillano con tres naves cubiertas con estructura de madera y separadas por pilares esbeltos cruciformes. La torre, con cuerpo de campanas decorado con azulejos, y otras obras barrocas del conjunto datan de mediados del siglo XVIII.

La arquitectura religiosa culmina con las iglesias de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y la de Nuestra Señora de la Encarnación, mientras que la civil queda representada por las casas del siglo XVIII, el Casino y la Casa de los Camargo. La fuente pública se constituye en dos edificios adosados con pilastras y columnas fechados entre 1773 y 1789.

Fuente: http://www.sevillaweb.info