sábado, 14 de julio de 2007

La Iglesia Colegial del Divino Salvador

La Iglesia del Salvador está situada en la Plaza del Salvador, y es, después de la Catedral, la iglesia más grande de la ciudad.

Historia:

Aunque en su patio pueden apreciarse resquicios de la época romana y visigoda, fue levantada sobre los restos de Ibn Adabbas, Mezquita Mayor de la Isbilya califal (siglo IX); este templo religioso, así como su entorno, ostentaba gran importancia incluso en el desarrollo cotidiano de las gentes, por lo que cuando los cristianos conquistaron Sevilla, a pesar de permitir en un principio su uso musulmán, en 1340 decidieron convertirla en la parroquia del Salvador. Además, se convino mantener el rango ostentado de segundo templo de la ciudad; para ello le fue otorgado el carácter de colegiata. Así este edificio sostendría un uso religioso hasta el año 1671, cuando el paso del tiempo consiguió escribir sobre ella un fuerte deterioro. Su construcción tal y como la vemos hoy dio comienzo en 1674 con el arquitecto Esteban García, finalizando en 1712 de manos del arquitecto Leonardo de Figueroa. Más tarde volvería a ser sometida a un profundo trabajo de restauración que no finaliza hasta el 2008.

Retablos:

En su interior podemos encontrar un total de hasta 14 retablos.

* Retablo Mayor: De estilo barroco, realizado por Cayetano de Acosta desde el año 1770 hasta 1778. Se sitúa al fondo del presbiterio (en la nave central).

* Retablo de las Santas Justa y Rufina: Concluido en 1730 por Juan de Dios Moreno.

* Retablo de la Milagrosa: Composición del siglo XX, constituyendo un templete que procede del trascoro construido en 1781.

* Retablo de San Cristóbal: Entre los años 1732 y 1734, José Maestre realiza el ensambaje y talla de este retablo que, más tarde en 1757, sería dorado por Francisco Lagraña.

* Retablo de San Fernando: Fue realizado entre 1760 y 1767 por el tallista José Díaz, aunque las imágenes de San Fernando, San Hermenegildo y San Luis de Francia, son anteriores siendo hechas por Antonio de Quirós y policromadas por Francisco Meneses Osorio en 1699. Las tallas de San Diego de Alcalá y San Juan Bautista, ya son del siglo XVIII.

* Retablo de la Virgen de las Aguas: Es un suntuoso y monumental retablo configurado entre 1722 y 1756 por Eugenio Reciente y José Maestre.

* Retablo de los Santos Crispín y Crispiniano: Fue ensamblado por José Fernando y Francisco José de Medinilla; el escultor fue Bartolomé García de Santiago, y se realizó entre los años 1730 y 1733.

* Retablo del Cristo del Amor: Situado en el testero colateral de la nave derecha.

* Retablo del Cristo de los Afligidos: Fue construido en dos fases, la primera por José Maestre se inicia en 1721 y dura 3 años, la segunda de Manuel Barrero y Carmona comienza en 1786 y finaliza al año siguiente, dando lugar a un retablo que combina lo neoclásico con lo tardobarroco.

* Retablo portada de la Capilla Sacramental: Es de estilo rococó, realizado por Cayetano de Acosta entre 1756 y 1764.

* Retablo de la Virgen del Rocío: Este retablo que contiene una imagen de la Inmaculada Concepción, es atribuido a José Maestre y data en 1731, siendo en 1718 cuando se comenzó su construcción.

* Retablo de Santa Ana: Es de finales del siglo XVII de autor desconocido.

* Retablo del Cristo de la Humildad y Paciencia: Retablo de estilo neoclásico perteneciente a la escuela sevillana. Es atribuido a Antonio Quirós y data de finales del siglo XVIII.

* Retablo de la Virgen de la Antigua: De autor desconocido, realizado entre 1750 y 1800.

El 21 de diciembre de 2007, cuatro años después de su cierre, reabrió sus puertas tras la restauración a la que había sido sometida, siendo inaugurada oficialmente, junto a la peatonalizada plaza del mismo nombre, por SS. MM. los Reyes de España el día 22 de octubre de 2008.

Fuente: Artesacro
Fotografías: Sevillapedia