sábado, 21 de julio de 2007

La Plaza de la Encarnación

Ya desde 1580 se habla de la plaza de Regina, situada en la parte norte de la actual. Tomaba el nombre del Colegio de Regina Angelorum fundado en 1521 por monjas dominicas que sería más tarde ocupado por la rama masculina de la orden. En la zona sur existía la llamada plaza de don Pedro Ponce que tenía allí su residencia. En 1565 se ubicaría en las proximidades la Casa Profesa de la Compañía de Jesús, cuya iglesia, hoy de La Anunciación, permanece en uno de los laterales, habiendo sido hasta 1956 capilla de la Universidad Hispalense, que se encontraba situada en el contiguo edificio; su cripta acoge el Panteón de Sevillanos Ilustres. En 1591 las religiosas agustinas fundan el convento de la Encarnación, que ocupaba una parte de lo que ahora es plaza, y del que con el tiempo tomará su nombre.

Parte del espacio que ésta ocupa en la actualidad fue un pequeño recinto abierto que antecedía al convento conocido como plaza o plazuela de la Encarnación y en el que se sabe se colocó tras una reforma (1720) una fuente. Con la ocupación francesa se decide hacer un mercado de abastos, con lo que se derriba en 1811 todo el convento, aunque el mercado no se construirá hasta 1820 ocupando el solar de áquel y gran parte de las antiguas plazas de Regina y Encarnación. Durante el todo el siglo XIX el espacio que queda libre sufrirá diversos procesos de alineación y definición de sus bordes así como diversas obras de reforma en pavimentación y acerados. En 1948 con motivo del ensanche que pretendía crear un gran eje de penetración en el casco antiguo con objeto de facilitar la comunicación entre la antigua Puerta osario y La Campana, se derriba una parte del mercado de forma que se puedan comunicar las actuales calles Laraña e Imagen, siendo en aquel momento cuando se acomete la organización del área que la plaza tal y como hoy la vemos, terminada definitivamente en 1950. Es entonces cuando la fuente de 1720, que se había situado en el interior del mercado cuando éste se construyó, se traslada al centro de la nueva plaza donde permanece. El resto del mercado sería derribado en 1973 con la intención de modernizarlo. El solar, que sirvió durante años como aparcamiento, no ha vuelto a ser edificado, permaneciendo cercado por una tapia en el extremo norte de la plaza. En su interior han aparecido restos arqueológicos al practicarse en él excavaciones, unos pertenecientes al demolido convento y otros más antiguos que continúan al descubierto. Toda la plaza constituye un importante nudo de comunicaciones en el tráfico interno del casco antiguo, especialmente como cabecera de numerosas líneas de la red municipal de autobuses.

En la actualidad en proceso de reurbanización para convertirlo en un espacio público.

La organización de la plaza gira en torno a la fuente central, con una inusual distribución en dos ámbitos concéntricos. Uno primero de forma cuadrada junto a la fuente, que sitúa en los vértices farolas sobre pedestal de piedra y bancos en esquina también de piedra con respaldo calado de fundición según la fórmula clásica en las plazas del XIX, aunque no se encuentren formando parte de los bordes. Otro segundo de forma prácticamente circular que bordea toda la plaza y que se encuentra separado de la acera perimetral por unos setos sobre los que se apoyan bancos de igual factura que los anteriores, pero que se adaptan a la curva que describe todo este sector. Entre uno y otro, y separados por cuatro calles que parten del centro, surgen cuatro arriates delimitados por setos en forma aproximada de sector circular en los que se sitúa la vegetación principal de la plaza.

Ente ésta hay que destacar un gran laurel de indias (Ficus microcarpa) único que queda de los cuatro con que contaba (otro ha sido plantado más recientemente) y varios cocos plumosos (Syagrus romanzoffianum), de los que también hubo cuatro, uno en cada parterre, palmácea ésta que no era no muy frecuente en el arbolado de la ciudad, y que en cambio ha visto incrementada su presencia tras las plantaciones efectuadas, principalmente en el Isla de la Cartuja, con motivo de la Exposición del año 1992. También pueden encontrarse arbustos como: granados (Punica granatum), nandinas (Nandina domestica), etc. Los setos están formados por arrayán y pitosporo. El fondo de los parterres acostumbra a plantarse con vegetación de sombra o flor entre la que destacan las cintas (Chlotophytum elatum).

En el ámbito perimetral se encuentran plátanos (Platanus xhybrida) y naranjos (Citrus aurantium). Por último, en el costado Este, en la acera al otro lado de la calzada, existe una hilera de parasoles de China (Firmiana simplex), mientras que en el resto pueden contemplarse falsas acacias (Robinia pseudoacacia).

Situación:
Entre C/ José Gestoso, C/ Regina, C/ Alcázares, C /Imagen, C/ Policía municipal José Luis Luque, C/ Puente y Pellón, C/ Compañía y C/ Laraña.

Acceso:
Líneas 10,11,12,15,20,24,27,32,B2.

Extensión:
2816 m2.