miércoles, 8 de agosto de 2007

Gibraltar II


Gobierno y política:

Como Territorio Británico de Ultramar, Gibraltar ha tenido un considerable autogobierno autónomo desde la introducción de su actual Constitución en 1969. Este autogobierno se extendió con la Constitución de 2006.

El gobernador de Gibraltar, designado por el monarca del Reino Unido, es responsable de los asuntos de defensa, relaciones exteriores, seguridad interna y estabilidad financiera. El resto de materias, definidas como "domésticas", son responsabilidad del Gobierno Gibraltar, con el líder del partido mayoritario en el parlamento como ministro principal.

La cuestión de la soberanía continúa dominando la política de Gibraltar. Los dos partidos políticos principales, los socialdemócratas (Gibraltar Social-Democrats, GSD) y los laboristas (Gibraltar Socialist Labour Party, GSLP) se oponen rotundamente a cualquier transferencia de la soberanía a España. España continúa solicitando la retrocesión del territorio, y el Gobierno británico, mientras declara que no tendrá lugar ningún cambio sin el consentimiento del pueblo de Gibraltar, en 2002 aceptó el principio de soberanía conjunta con España. Sin embargo, todos los partidos políticos locales se opusieron a este movimiento, reclamando en su lugar la autodeterminación para la peñón, al igual que los principales partidos británicos de la oposición. La proposición de aceptar un arreglo con España fue rotundamente rechazada por la población en dos referendos celebrados en 1967 y en 2002, el último de los cuales apenas unos meses después de que el Gobierno británico aceptara el principio de soberanía compartida. En ambas ocasiones más del 95 por ciento de los votantes expresó su resolución a seguir siendo británicos (en la última ocasión, el porcentaje fue del 98,97 por ciento).

Estatus de Gibraltar en la Unión Europea:

Gibraltar es parte de la Unión Europea (UE), habiendo ingresado en la Comunidad Económica Europea con el Reino Unido en 1973: por una disposición especial el tratado de la UE se aplica a los territorios europeos de cuyas relaciones exteriores un Estado miembro es responsable. En la práctica, Gibraltar es el único territorio cubierto por esta cláusula.

Una declaración común realizada por España y el Reino Unido se anexa a la Constitución Europea (Tratado por el que se establece una Constitución para Europa, cuya ratificación se encuentra actualmente en suspenso). Esta declaración dice lo siguiente:

El tratado que establece la constitución se aplica a Gibraltar como territorio europeo cuyas relaciones exteriores son responsabilidad de un estado miembro. Esto no implicará cambios en las posiciones respectivas de los estados miembros referidos.

Según lo negociado por el Reino Unido a petición del gobierno de Gibraltar, algunas leyes de la UE no se extienden a Gibraltar. Debido a varias disposiciones del tratado de la adhesión del Reino Unido a las comunidades europeas:

* Gibraltar está fuera de la unión aduanera de la UE.
* Exclusión de la Política Agraria Común (PAC).
* Exclusión de la armonización del IVA.
* Ninguna parte de los ingresos de aduanas de Gibraltar va a la UE.

En relación al comercio de bienes, Gibraltar es considerada, de hecho, como país externo por la UE. El euro no es moneda de curso legal, pero se acepta informalmente. Los nacionales británicos asentados allí fueron clasificados como ciudadanos de los territorios británicos de ultramar relacionados con Gibraltar. Como tal, son ciudadanos plenos de la UE, según un declaración del Reino Unido en 1982. A los ciudadanos de los territorios británicos de ultramar relacionados con Gibraltar se les permitió, a partir de 1983, registrarse como ciudadanos británicos de acuerdo con la sección 5 de la British Nationality Act (Ley Británica de Nacionalidad) de 1981. El 21 de mayo de 2002, la ciudadanía británica le fue concedida a todos los gibraltareños que la poseían ya.

El censo electoral compilado para las elecciones europeas de 2004 mostró, que aparte de unos pocos, la mayoría de los gibraltareños había ejercitado su derecho a la ciudadanía británica.

Gibraltar fue excluido de las elecciones al Parlamento Europeo por una disposición especial del Tratado que organizaba estas elecciones por sufragio directo, pero esta disposición fue recurrida con éxito ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Como consecuencia de esta decisión, los gibraltareños votaron por primera vez en las elecciones al Parlamento Europeo de 2004, formando parte de la región suroeste de Inglaterra. Participó el 58% del electorado de Gibraltar, comparado con el 31% de la región en su totalidad, con el Partido Conservador asegurándose un triunfo arrollador.

Defensa:

La defensa del territorio es responsabilidad del Reino Unido. La guarnición la proporciona el Regimiento Real de Gibraltar (Royal Gibraltar Regiment), originalmente una fuerza de reservistas a tiempo parcial que pasó a ser parte del ejército británico en 1990. El regimiento incluye soldados a tiempo completo y parcial reclutados en Gibraltar, así como soldados profesionales británicos trasladados desde otros regimientos.

El peñón es un puesto de escucha de las telecomunicaciones a través del norte de África, y debido a su localización todavía sigue siendo una base clave de la OTAN. Naves británicas y estadounidenses visitan con frecuencia su puerto, lo que incluye también submarinos de propulsión nuclear, lo que suele traducirse en grave inquietud en todo el Campo de Gibraltar.

Geografía:


Gibraltar es una estrecha península situada en la costa mediterránea meridional de España, entre la bahía de Algeciras y el mar de Alborán, al noroeste del estrecho de Gibraltar. Tiene 5 kilómetros de largo y 1,2 kilómetros de ancho y está conectado a España mediante un itsmo bajo y arenoso, de unos dos kilómetros de largo.

La península consiste en un peñasco de piedra caliza y pizarra conocido como el Peñón. Se levanta abruptamente desde el itsmo hasta 421 m de altura en Rock Gun, la cumbre más septentrional. Su mayor altura (426 m), se sitúa cerca de su extremo meridional. La pendiente del peñón desciende escalonadamente hasta el mar en la Punta de Europa, el punto más meridional del territorio, situado enfrente de Ceuta, situada a 32 kilómetros al sur, al otro lado del estrecho. Desde el Mediterráneo, Gibraltar aparece como serie de acantilados escarpados e inaccesibles. En el lado occidental, la pendiente es más gradual y se encuentra ocupada por viviendas situadas en diferentes alturas que se aprietan hasta 90 metros por encima de los viejos muros de la fortaleza. Más arriba, los acantilados de piedra caliza casi aíslan la parte superior del peñón, cubierto por una maraña de árboles silvestres. Gibraltar no tiene ningún manantial o río, por lo que una zona de 14 hectáreas de pendientes arenosas situada sobre Catalan Bay y Sandy Bay ha sido cubierta para captar agua de lluvia. El agua se almacena en varios aljibes excavados en la roca del peñón. Este agua se mezcla posteriormente con agua extraída de pozos situados en el itsmo o desalada a partir de agua marina.

Economía:

Debido a la carencia del espacio en la península, no hay agricultura. Hay una pequeña cantidad de industria ligera (bebidas) pero las fuentes de ingresos principales son el transporte marítimo, el turismo (más de siete millones de turistas visitan Gibraltar cada año), y las actividades financieras.

En los últimos años se ha producido una expansión significativa de las instalaciones hoteleras y de las facilidades de baño para estimular el turismo. Las instalaciones portuarias ocupan la mayor parte de la orilla occidental del territorio así como una porción de tierra ganada al mar en la bahía de Algeciras.

La economía gibraltareña estuvo tradicionalmente sustentada en la provisión de servicios al Ministerio de Defensa británico. En 1984, tales actividades constituían el 60% de la economía gibraltareña. Sin embargo, desde entonces, la presencia militar británica se redujo abruptamente (en 1983, se cerraron los astilleros de la Royal Navy), con lo que la economía gibraltareña se vio forzada a diversificarse (en 2002, la contribución del Ministerio de Defensa británico al PIB gibraltareño era apenas un 7%). Fue sobre todo tras la elección de Joe Bossano en 1988, cuando Gibraltar, amparada en su condición de territorio de la Comunidad Europea, al tanto que exenta del IVA y al margen de la unión aduanera, desarrolló una legislación fiscal que la convirtió en un activo centro financiero offshore, considerado un paraíso fiscal debido a sus ventajosas condiciones fiscales. Se definieron así dos tipos de compañías, las exentas (exempt companies) y las cualificadas (qualifying companies), que, residentes en Gibraltar, no tienen actividad económica ni comercial en Gibraltar. Estas compañías pagan un impuesto anual no superior a 300 libras estelinas y pagan un impuesto sobre beneficios testimonial (2% en el caso de las compañías cualificadas; nada si se trata de exentas). Adicionalmente, no existe ningún tipo de control de cambios para las personas físicas o jurídicas residentes en Gibraltar. En septiembre de 2004 Gibraltar tiene 28,000 compañías sobre su registro, de que 8,500 eran impositivas libres. Gibraltar ha estatuido alguna estricto nueva banca códigos y financiero.

El régimen fiscal gibraltareño llevó a la OCDE a incluir al territorio en la lista de paraísos fiscales en junio de 2000. El gobierno gibraltareño se comprometió en 2002 a mejorar la transparencia de sus sistemas regulatorio y fiscal y establecer un intercambio efectivo de información en materia fiscal con otros miembros de la OCDE, de forma que no fue incluida en la lista de paraísos fiscales no cooperadores. Las autoridades gibraltareñas sostienen que a pesar del ventajoso régimen fiscal del que disfrutan las sociedades exentas, el rigor de los controles aplicados impide la utilización de la plaza como centro de blanqueo de dinero, lo cual ha sido respaldado por informes de organismos como el FMI.

En la actualidad, se encuentra en marcha un proceso que terminará con la total eliminación de este sistema financiero en 2010. En efecto, el 18 de febrero de 2005, el gobierno británico aceptó la recomendación de la Comisaria de la Competencia de abolir para finales del 2010 el régimen fiscal exento gibraltareño.

Comunicaciones:

Barcos de pasajeros y carga fondean en el puerto de Gibraltar. Asimismo, un ferry une diariamente Gibraltar con Tánger, en Marruecos.

Gibraltar dispone también de un aeropuerto internacional construido en el territorio disputado del istmo, que une Gibraltar con Londres y Manchester. Desde diciembre de 2006, existe también un vuelo regular diario con Madrid.


Un teleférico asciende a la cumbre central del risco. El viaje silencioso a la cima del peñón (a una altura de 430 m) ofrece una vista de la costa africana, donde las aguas del Atlántico entran en el Mediterráneo, y la costa de España.

Posee una red de carreteras de muchos kilómetros excavados en la roca del peñón así como varios túneles, la mayoría de los cuales están cerrados al público.

En Gibraltar, al contrario que en la mayoría de los territorios británicos, es obligatorio circular por la derecha.

El Peñón utiliza una central telefónica digital, existiendo tanto líneas de fibra óptica y como pares de cobre en el bucle de abonado. La única compañia telefónica es Gibtelecom que también opera una red de GSM.

Demografía:

Dos tercios de los habitantes del territorio son gibraltareños (los nacidos allí antes de 1925 y sus descendientes). Cerca de una quinta parte está compuesta por extranjeros residentes. El resto lo compone la guarnición y sus familias. Cualquier ciudadano europeo tiene derecho a vivir en el territorio.

Como es propio en un puerto mediterráneo, la población actual de Gibraltar tiene un origen diverso: principalmente británico y de colonias británicas, mezclado con población de origen italiano, portugués y maltés, así como árabes y judíos originarios de Marruecos y otros países del sur del Mediterráneo. No existe actualmente más que una minoría de españoles residentes: los que trabajan en el peñón cruzan diariamente la verja para volver a sus casas en sus pueblos de origen tras la jornada laboral.

Los habitantes de Gibraltar son llamados «llanitos» o «yanitos» (palabra posiblemente procedente del italiano gianni (gióvanni: 'jóven'). La variante del andaluz que se habla en Gibraltar recibe a veces este nombre.

Las religiones más profesadas son el catolicismo (76%), el protestantismo (anglicanismo) (6%), el islam (6,9%) y el judaísmo (2,3%), mientras que el resto de la población (7%) no profesa ninguna religión o cree en otra (Datos de 1991). La diócesis anglicana de Gibraltar también abarca otras comunidades del sur de Europa. La comunidad judía es de ascendencia sefardí.

* Iglesia Católica en Gibraltar
* Islamismo en Gibraltar
* Judaísmo en Gibraltar

Gibraltar es uno de los territorios más densamente poblados del mundo, con aproximadamente 4.245 personas por km². La demanda de espacio se ha solucionado con la ocupación de tierras al mar, que actualmente supone un tercio de la superficie total de la ciudad.

Clima:

El clima es Mediterráneo. Los veranos en Gibraltar son calientes, húmedos, y casi sin lluvias. Los inviernos son suaves y cuentan habitualmente con lluvias. Las estaciones de primavera y otoño suelen ser moderadamente lluviosas. Existen dos vientos predominantes, el levante del Este procedente del desierto del Sahara en África que trae aires más húmedos y aguas más cálidas y el poniente del Oeste que trae aires frescos y aguas frías.

Flora y fauna:


Existen más de 500 especies de plantas con flores en Gibraltar. Una de ellas, conocida como Gibraltar candytuft (Iberis gibraltarica) es endémica del peñón. Entre los árboles silvestres que crecen en la cima del peñón se encuentran el olivo y el pino.

Con respecto a la fauna, los mamíferos incluyen el conejo, el zorro, y el macaco de Gibraltar (también conocido como mono de Berbería), presumiblemente introducido por los árabes desde África. Se trata de los únicos monos salvajes que existen en Europa. Aunque son libres para moverse por todo el territorio, aparecen generalmente en la zona superior del peñón. La superstición sostiene que si los monos abandonan el peñón, lo mismo harán los británicos, así que son cuidados por el gobierno local (una situación algo análoga a la de los cuervos de la torre de Londres). También son comunes las aves migratorias, y Gibraltar es el hogar de los únicos especímenes de perdiz de Berbería (Alectoris barbara) en Europa.

Cultura:

La cultura de Gibraltar refleja los orígenes diversos de los gibraltareños. Al igual que las demás colonias británicas, la lengua oficial es el inglés, lengua por tanto del gobierno, del comercio, de la educación y de los medios de comunicación. La gran mayoría de los gibraltareños también habla el español. Se habla también un dialecto inglés propio, muy influido por el habla andaluza, el yanito o llanito, no normalizado ni documentado.

Gibraltar celebra su día nacional el 10 de septiembre de cada año, fecha elegida para conmemorar el referéndum de 1967, considerado el primer acto de autodeterminación del pueblo de Gibraltar. Los gibraltareños se visten de rojo y blanco y se juntan en la plaza principal (Casemates) para celebrar la fiesta. 30.000 globos rojos y blancos se sueltan (representando los 30.000 habitantes), seguidos de música, baile y otras celebraciones.

Deportes:

La Selección de fútbol de Gibraltar fue admitida en 2006 como miembro provisional de la UEFA. Sin embargo a principios de 2007, cuando se debía decidir por su plena admisión como miembro asociado, fue rechazada finalmente la propuesta. La Federación Española de Fútbol siempre se ha posicionado en contra de esta posibilidad, y en 2002 advirtió a la UEFA que en caso de admitir a Gibraltar retiraría a los clubes españoles y a la selección española de las competiciones internacionales.