miércoles, 26 de septiembre de 2007

La Capilla de San José


Las pinturas de esta capilla representan a Santa Justa y Santa Rufina, obras de un imitador de Zurbarán de hacia 1650, Cristo y la adúltera, obra italiana del siglo XVII y El Sacrificio de Isaac de Llanos Valdés, hacia 1660.

Mas importante es la pintura del artista flamenco del siglo XVII Frans Francken II que representa La cena del rey Baltasar. Atribuibles a Esteban Marquez son dos Apóstoles de medio cuerpo, fechables hacia 1700.

En lo alto de la nave, sobre la capilla, figura una vidriera realizada en 1479, en la que se representa a San Gregorio, San Agustín, San Ambrosio y San Jeronimo. El interior se ilumina con una vidriera moderna realizada en 1932.

El retablo de esta capilla es de estilo neoclásico, y fue diseñado por Pedro de Arnal construyéndose de 1785 a 1800. La escultura de San José que preside el retablo fue realizada por José Esteve, mientras que los laterales de San Miguel y San Blas y los que figuran en el ático son obras de Alfonso Bergaz.

En el muro frontero a la reja de entrada figura una Dolorosa del siglo XVII, disponiéndose en el muro de la derecha el sepulcro del Cardenal Joaquín Tarancon, realizado poco después de su muerte, acaecida en 1862.