lunes, 28 de diciembre de 2009

Aparece un cocodrilo de grandes dimensiones en el Parque de Miraflores

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil intervino en la tarde de ayer un ejemplar de cocodrilo adulto vivo en el cauce del arroyo Tagarete del Parque de Miraflores de Sevilla, tras el aviso efectuado por vecinos de la zona que habían quedado alarmados ante el extraño descubrimiento.

El reptil, que medía 4 metros con 80 centímetros y pesaba 560 kilos, fue conducido hasta el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de San Jerónimo, donde se encuentra a la espera de ser trasladado hacia la Reserva del Castillo de las Guardas.

Según se ha podido averiguar a través del microchip localizado en el lado izquierdo de la base de la cola, el animal era propiedad de A.M.L., un coleccionista de animales exóticos del barrio de El Arenal que, habiendo aprovechado las obras del Metrocentro de la calle San Fernando en 2004, liberó al entonces joven animal junto al lienzo de muralla encontrado en la zona y bajo la cual discurre entubado los restos del antiguo cauce del arroyo Tagarete hasta su desembocadura junto a la Torre del Oro.

Trazado del arroyo Tagarete en un mapa de la Sevilla del siglo XVII.
Fuente: Universidad de Sevilla.

Lo poco que hoy queda del Tagarete se encuentra muy reconstruido en el Parque Miraflores, lugar del hallazgo, donde se ha hecho circular el agua por su antiguo cauce. Antiguamente era un afluente del Guadalquivir; hoy lo es de otro arroyo, el Tamarguillo (cuyo cauce también fue modificado en la década de los 60 para dirigirse hacia el norte de la ciudad en lo que hoy conocemos como Canal del Tamarguillo).

10 comentarios:

MIGUEL ANGEL dijo...

Uff por dios es impresionante lo que la gente puede hacer. Si no son responsables con los animales es menester que no los tengas.
Desde luego hay que ser animal para
dejar al aire libre un rectil de esas dimensiones.
Feliz Navidad.

juan antonio dijo...

Duende, estoy en duda, por una parte me da vergüenza ajena lo que hacemos con los animales, pero por otro miro la fecha y veo que es la del día de los inocentes, por lo que no sé con que quedarme. Una cosa tengo clara, me encanta tu blog.

Duende del Sur dijo...

Como bien intuía Juan Antonio, se trataba de una inocentada propia del 28-D. La clave estaba en que, actualmente, aunque siguen discurriendo pequeños hilillos de agua en el curso del antiguo cauce del arroyo Tagarete debido a la presencia de fuentes y manantiales en el subsuelo de Sevilla, no se mantiene la conexión que tuvo antaño (su cauce fue desviado varias veces a lo largo del siglo XX y, a día de hoy, la mayoría de sus aguas vierten al Canal del Tamarguillo, en la zona norte de Sevilla) ni mucho menos permitiría que un animal de semejantes características permaneciese durante más de cinco años.

Por lo tanto, sólo me cabe decir que Miguel Ángel se ha llevado este suculento premio.

PD: Sobra decir que la inocentada está basada en la triste realidad de que muchas personas abandonan animales exóticos a la calle, apareciendo en muchos casos en lugares inverosímiles. Prueba de ellos son las numerosas noticias de prensa que se pueden encontrar sobre este tema en internet.

¡Feliz año nuevo a tod@s!

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Duende, me he permitido enlazar su blog desde el mio. Espero que no le moleste.
Gracias, saludos

Duende del Sur dijo...

Muchas gracias, no cogé ventaja ¡miarma! por enlazarme.
Paso a hacer yo ahora lo propio.

Un saludo y bienvenido al blog.

María_azahar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andresmj dijo...

Hola, llevo tanto tiempo leyendote y tanto tiempo aprendiendo de este blog que ahora q me he creado yo uno me he hecho seguidor tuyo que ya lo merecia. Pues aki tienes a un sevillano que le encanta saber cosas de esta ciudad q tanta historia tiene y de la que tan pokito saben sus habitantes, un saludo.

Duende del Sur dijo...

Así es, querida María_azahar. La inocentada está basada en la triste realidad de lo que ocurre hoy día con la compra de animales exóticos (y no exóticos) y su posterior abandono a las calles, plazas y otros lugares más inverosímiles de los distintos municipios españoles. Eso sí, la obligación de colocar un microchip a las mascotas facilita enormemente la tarea de encontrar luego a los culpables de tan atroz injusticia con los animales.

Muchas gracias por tus palabras de agradecimiento para con mi blog, Andresmj. La verdad es que de las mismas destaco que, una vez más, el objetivo con el que nació este blog se está cumpliendo notablemente: aportar mi granito de arena para dar a conocer (un poquito más si cabe) esta ciudad fuera de sus fronteras, pero también dentro, ya que, aunque suene triste, la realidad es que bastantes sevillanos desconocen muchos aspectos relacionados con su ciudad.

Sé bienvenido a este blog que ya es también tu nueva casa.

¡Un saludo a tod@s y gracias por vuestros comentarios!

S. dijo...

JJJAJjajajajaja qué buena inocentada jajajajaj me he partío de risa jajajjaja
Desde luego no me extrañaría porque los peces que hay en el lago miraflores son enormes jjajajaja
Con tu permiso me quedo duende

Duende del Sur dijo...

Me alegro mucho que te haya gustado la inocentada, S. de Sevilla. Los peces del lago de Miraflores están bien alimentados, al igual que las palomas de la Plaza de España. Ellos no entienden de crisis alguna jeje.

Sé bienvenida al blog.

Un saludo.