martes, 30 de octubre de 2007

Pruna


Pruna es una localidad de la provincia de Sevilla. En el año 2005 contaba con 3.060 habitantes. Su extensión superficial es de 100 km² y tiene una densidad de 30,6 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 36º 58' N, 5º 13' O. Se encuentra situada a una altitud de 663 metros y a 106 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Historia:

En estas tierras existen restos arqueológicos correspondientes al periodo neolítico. El primer asentamiento estable parece corresponder a los túrdulos, que fundan un poblado llamado Callet en el sitio conocido como "el castillo". También hay restos del paso de los fenicios, de los griegos (que la denominan Prunna) y de los romanos. Bajo el dominio árabe, se convierte en una alquería o aldea (Xilibar) dedicada a las labores agrícolas. Tras su conquista por parte cristiana, el rey Alfonso X el Sabio, dentro del Repartimiento de Sevilla, la entrega a los caballeros de la Orden de Calatrava. La localidad permanece todavía durante más de dos siglos en una situación muy próxima a la frontera musulmana, constituyendo un asentamiento poco seguro. En 1457, el rey Enrique IV entrega su custodia al caballero veinticuatro Rodrigo de Ribera. El nuevo señor de Pruna refuerza las murallas, reconstruye el castillo y repuebla la aldea. En 1482, es vendida a Rodrigo Ponce de León, pasando a depender del ducado de Arcos hasta la abolición de los señoríos en el siglo XIX.

El núcleo urbano se emplaza entre varios cerros, que le rodean por el este y por el oeste. Ello provoca que su morfología sea más bien alargada, con dirección aproximada norte-sur. El núcleo originario parece situarse en el sector meridional de la población, las manzanas de trama irregular existentes en torno a la iglesia y el Ayuntamiento.

Los desarrollos urbanos posteriores han propiciado un crecimiento lineal hacia el norte-noreste y, en menor medida, hacia el noroeste, a lo largo de las salidas de la población en dirección a Algámitas y Morón de la Frontera (carreteras SE-458 y SE-462). En el último sector citado se ubican los grandes equipamientos públicos (deportivo, educativo) de la localidad.

Entre sus edificaciones de interés histórico artístico destacan la iglesia de San Antonio Abad (siglos XVII-XVIII) y las ruinas del castillo (siglo XV).

Fuente: http://www.sevillaweb.info