domingo, 4 de noviembre de 2007

La Capilla de las Doncellas


Fue fundada esta capilla por Micer García de Gibraleón con la finalidad de ser lugar de entretenimiento y también para albergar la sede de una cofradía dedicada a otorgar dote a las doncellas que carecieran de medios económicos a la hora de casarse.

El retablo que precede esta capilla y que se eleva sobre una tribuna es obra del entallador José Rivera en 1771; presenta como tema central un relieve de La Anunciación. Este retablo sustituyó al primitivo que había en la capilla y que sería de la fecha de la fundación de la misma.

Se cierra con una magnífica reja renacentista en la que aparece la fecha de 1579. En el muro, sobre la reja, figura una vidriera realizada por Arnao de Flandes en 1554, en la que se representa a La Magdalena ungiendo los pies a Cristo. La vidriera que ilumina el interior de la capilla es obra también de Arnao de Vergara en 1543, y tiene como tema La Virgen de la Misericordia protegiendo a las doncellas en su parte inferior, mientras que en la superior aparece la escena de La Asunción.

Afortunadamente se conservaron parte de las pinturas del primitivo, las cuales están atribuidas a Cristóbal Morales, pintor activo en Sevilla en la primera mitad del siglo XVI.

En el banco del retablo figura en su centro una representación de La entrega de las dotes a las doncellas, en la que aparece el donante del retablo con su escudo de armas. En los laterales figuran San Jerónimo y San Gregorio.

En el cuerpo principal aparecen San Bartolomé, San Pedro, Santo Tomás y Santiago el Menor, junto con un Cristo Salvador. En el ático figura en el centro un Calvario flanqueado en los laterales por San Ambrosio y San Agustín.