viernes, 2 de noviembre de 2007

La Puebla de los Infantes


La Puebla de los Infantes es una localidad de la provincia de Sevilla. Se encuentra localizado entre la Vega del Guadalquivir y las primeras estribaciones de la Sierra Norte de Sevilla, a cuyo Parque Natural pertenece una pequeña parte del término.

Historia:

Estas tierras han sido ocupadas por el hombre desde tiempos muy remotos, como lo atestiguan los restos arqueológicos hallados. Por este estratégico emplazamiento han ido pasando diferentes culturas, siendo para algunos autores el lugar donde se encontraba la localidad celta de Celsita, que sería transformada en campamento militar por los romanos. Otros expertos opinan que aquí se hallaba la ciudad de Mulva. En cualquier caso, los visigodos llaman a la población Cañebolo, denominación que permanece durante el dominio musulmán, en el que vive un periodo de decadencia. Comienza a recobrar su esplendor a partir de la conquista castellana, realizada por Fernando III el Santo a mediados del siglo XIII. En el Repartimiento de Sevilla, Alfonso X el Sabio concede estas tierras a sus hermanos y descendientes ("los infantes"), otorgándoles una Carta Puebla. En el siglo XVII, Felipe IV crea el Vizcondado de La Puebla de los Infantes, que en la centuria siguiente evoluciona a Marquesado.

El núcleo urbano se localiza en una altiplanicie que hace las veces de valle rodeado de montañas, siendo estructurado por un eje este-oeste, que constituye la travesía de las carreteras que le comunican con Constantina y Lora del Río (al oeste) y con Peñaflor (al este).

El asentamiento originario se corresponde con el sector de manzanas irregulares de pequeño tamaño existente al sur del núcleo, que se corresponde con la zona más alta del mismo. Los desarrollos históricos posteriores se han producido fundamentalmente hacia el norte, hasta alcanzar y más tarde superar el trazado de la citada travesía este-oeste. En el extremo septentrional se localizan los grandes equipamientos públicos de carácter deportivo y educativo.

Entre sus edificaciones de interés histórico artístico destacan la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de las Huertas, la ermita de Santa Ana y los restos del castillo.

Fuente: http://www.sevillaweb.info