sábado, 9 de febrero de 2008

Ntra. Sra. de la Hiniesta


REAL E ILUSTRE HERMANDAD SACRAMENTAL DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN Y PRIMITIVA Y FRANCISCANA COFRADÍA DE NAZARENOS DEL STMO. CRISTO DE LA BUENA MUERTE, STA. Mª MAGDALENA Y Mª STMA. DE LA HINIESTA DOLOROSA Y GLORIOSA CORONADA.

Parroquia de San Julián.

Procesiona en Junio.


Referencia histórica.- Santa María de la Hiniesta figura con todo derecho y merecimiento entre las advocaciones claves del Marianismo Hispalense. Su título abarca múltiples valores de primer orden (históricos, poéticos, devocionales...), resumidos por la leyenda en frase lapidaria, primer "carnet de identidad" usado por imagen alguna: "Soy de Sevilla". Como el apretado espacio de que disponemos apenas da para más, citamos solamente algunas fechas indispensables: 1380, hallazgo o invención de la imagen. 1412, constitución de la hermandad de Gloria. 1649, voto del Municipio (del cual se considera tradicionalmente Patrona). 1932, incendio del templo de San Julián y pérdida del icono primitivo. 1945, nueva imagen de Castillo Lastrucci, basada en el original gótico. 1974, coronación canónica y proclamación de Alcaldesa de la Ciudad. 1980, sexto centenario del primitivo hallazgo. 1999, bodas de plata de la coronación y 350 aniversario del Voto ciudadano.

Referencia artística.- La iconografía de la Señora incluye los atributos simbólicos de su realeza: Corona (adquirida en una joyería barcelonesa), corona del Niño Jesús (hecha por Seco Velasco) ráfaga (dibujada por Cayetano González) y media luna También se engalana con evocadores emblemas civiles (bastón de mando, réplica de la medalla hispalense, miniatura de las llaves de la Ciudad), destacando por su originalidad un ramillete repujado, obra de Fernando Marmolejo, el cual constituye una alegoría de su nombre, equivalente a retama o florecilla silvestre.


Para cobijar la imagen existe un airoso baldaquino repujado por Seco Velasco, que colocado sobre las parihuelas del paso de palio sirve también como idóneo trono procesional. Orfebrería Mallol realizó en 1999 los candelabros de guardabrisas, rematados por un farol. Se utilizan las insignias (Cruz de guía, estandarte, faroles...) y otros elementos (jarras, respiraderos) del ajuar cofradiero.

Datos curiosos.- Dos detalles dignos de recordarse son: que en los lampadarios de la capilla mayor de San Julián, aún existe la lámpara de plata más antigua fechada hasta ahora en nuestra urbe (año 1575); y que, por sus resonancias líricas, el nombre de la Virgen ha originado un hermoso patrimonio musical, en la doble faceta de Gloria/Dolor. Se dice que los citados lampadarios fueron construidos con el hierro de los numerosos grilletes ofrendados por excautivos. La leyenda de Mosén Per de Tous sostiene que este patricio catalán descubrió la imagen cuando cazaba una perdiz y por eso la perdiz figuraba en los ornamentos antiguos de San Julián como signo y símbolo de Santa María de la Hiniesta.

Momentos destacados.- El traslado hacia el altar del Corpus, en las jubilosas vísperas de la más radiante festividad sevillana, es un acto que va consolidándose y que cada año gana, merecidamente, más adeptos. Con el acertado cambio del año pasado (yendo por Sierpes a la ida y por Manuel Cortina a la vuelta) aún ha incrementado sus atractivos. El momento estelar, sin duda, es la llegada a la plaza de San Francisco, ya de medianoche, y la subida por la rampa entre un derroche de arte costaleril, con música lenta y explosión final de ovaciones.

La información contenida en esta entrada ha sido tomada de la página web de Hermandades y Cofradías de Sevilla.