martes, 5 de febrero de 2008

San Isidoro


Antigua e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento y Pontificia y Real Archicofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas, Nuestra Señora de Loreto y Señor San Isidoro.

Parroquia de San Isidoro. (Dos «pasos»).

La Hermandad, hoy popularmente conocida como "San Isidoro", fue fundada en el año 1605 por el gremio de cocheros de casas grandes, manteniendo un carácter marcadamente gremial hasta finales del siglo XVIII. Parece, según algunos historiadores, que pudo constituirse en la iglesia de San Benito de la Calzada; hay alguna noticia de su estancia en la iglesia de San Roque, de donde pasaría a la de Santiago. Tras desavenencias con el párroco de este último templo, la Hermandad se trasladó a la iglesia de San Isidoro en 1668, donde hoy posee capilla propia, permaneciendo en ella hasta nuestros días de forma ininterrumpida; incluso las obras que en 1983 motivaron el cierre de la iglesia no interrumpieron dicha relación, pues durante unos meses la parroquia se estableció en la casa-hermandad y posteriormente la corporación trasladó sus Imágenes a las dos sedes provisionales en las que radicó sucesivamente la parroquia durante los años en los que se desarrollaron los trabajos de restauración del templo, realizando en ellos la Estación de Penitencia desde la iglesia de la Anunciación.

Desde el año 1975, la Hermandad de Penitencia está unida con la Sacramental de San Isidoro.

La Hermandad cuenta con un rico patrimonio, que desde 1999 queda expuesto en la casa-hermandad, que ha sido objeto de una importante remodelación. En ella se conserva la antigua Imagen del Señor de las Tres Caídas, obra de Pedro Nieto. realizada en pasta de madera.

También cuenta con un interesante archivo musical con coplas, entre otros, de los maestros Eslava y Torres.


El primer "paso" representa a Jesús caído en tierra, ayudado a portar la cruz por Simón de Cirene, iluminados por airosos candelabros; la Imagen del Señor fue realizada por Alonso Martínez. mientras que la del Cirineo, obra cumbre de la imaginaría secundaria sevillana, e s obra de Francisco Antonio Gijón, quien además realizó un "paso" que se perdió durante la invasión francesa; el actual es debido a Francisco Ruiz Rodríguez, Curro "el dorador". El Señor viste túnica bordada, destacando entre las varias que posee una ejecutada por Patrocinio López.


El segundo "paso" cobija bajo su palio de tisú de oro de color grisáceo a Nuestra Señora de Loreto, Imagen de autor desconocido. Se caracteriza el "paso" por el tono dorado de su orfebrería, de los talleres de Seco Velasco. El Palio y el manto fueron bordados por las Hermanas Granado.

En 1920, S.S. Benedicto XV nombró patrona de los Ejércitos del Aire a la advocación de la Virgen de Loreto. Desde entonces, la Hermandad ha mantenido estrechos vínculos con el Ejército del Aire, que anualmente acompaña a su patrona en la procesión del Viernes Santo: la Virgen porta en su mano izquierda un pequeño avión de oro, que reproduce la silueta del "Plus Ultra", que recuerda el célebre vuelo de esta aeronave, donado en 1926 por la dama argentina Doña María Gonzalo Cabot. Igualmente, la corona que la Virgen lleva en la tarde del Viernes Santo, obra también de Seco Velasco, fue donada por la Aviación española en el año 1950.

La cofradía de San Isidoro se caracteriza por su orden y compostura, fruto de una acertada síntesis entre la austeridad y la naturalidad de sus nazarenos.

Túnicas: Negras de cola, cinturón de esparto y calzado negro.

Escudo: Jesús y circulo rojo, sobre el lado izquierdo del pecho.

La información contenida en esta entrada ha sido tomada de la página web de Hermandades y Cofradías de Sevilla. Asimismo, las fotografías adjuntas son obra de Juan Alberto García Acevedo.