martes, 15 de abril de 2008

El Polígono de San Pablo


El Polígono de San Pablo, es uno de los barrios más castizos de Sevilla, inundado de arte por los cuatro costados tanto en el nombre de sus calles y plazas (compuestos por palos flamencos y nombres de toreros a los que desde el 2003 se les ha sumado títulos de cuadros de Velázquez a los pocos espacios que quedaban sin "bautizar"), como a los artistas de fama mundial que en él mismo han nacido o crecido como por ejemplo: el ex jugador del Real Betis Balompié, Rafael Gordillo (que posee peña bética en uno de sus barrios), el ex jugador del Sevilla Fútbol Club Antoñito y algún componente del grupo musical Cantores de Híspalis.

Ubicado en uno de los accesos a Sevilla, si se viene desde Madrid o desde el Aeropuerto San Pablo por la popular avenida de Kansas City (ciudad hermanada con Sevilla, reflejado en el "monumento del indio") integra uno de los barrios obreros más grandes de la ciudad creado a principios de la década de 1960.

Está dividido a su vez en pequeños "barrios" conocidos con las letras de la "A" a la "E" (Barrio A, Barrio B, etc...) Al ser uno de los espacios de la periferia de Sevilla en sus inicios como "barriada", sus serpenteantes calles y plazas solían dar cobijo a maleantes que corrían a esconderse a través de sus laberínticas formas y eran difíciles de capturar, de ahí salió el calificativo de "poligonero" con el que fueron "conocidos" y aún lo son (con el tiempo con todo el orgullo) todos los habitantes del barrio, ello a su vez supuso el temor de caminar por sus "peligrosas plazas y calles", con el transcurrir de los tiempos y al dejar de ser periferia de la ciudad (ahora se puede considerar un segundo centro), los actos vandálicos y los vándalos se han extinguido casi en su totalidad pasando a otros lugares más externos de Sevilla.

En uno de sus descampados se levantó el Palacio de Deportes San Pablo, lugar de entrenamiento y competición del club de baloncesto Caja San Fernando.

Los barrios que lo componen se codean con grandes centros comerciales, la fábrica de cervezas Cruzcampo, un polígono industrial y otro de sus extremos con sólo cruzar la avenida de Kansas City casi se alcanza con la mano la Estación de trenes de Santa Justa.

La barriada también posee una hermandad, la de Jesús Cautivo y Rescatado donde procesiona acompañado de Nuestra Señora del Rosario Doloroso, haciendo su primera estación de penitencia durante la Semana Santa del año 2008, tras varios años procesionando por el polígono.

Ver también la entrada: http://sevillatequiero.blogspot.com/2007/12/ntro-padre-jess-cautivo-y-rescatado.html