domingo, 6 de febrero de 2011

La Torre de la Huerta de Martín Pérez


Situación:

La Torre de la Huerta de Martín Pérez se encuentra en la campiña sevillana, en el término municipal de Carmona. Su comunicación es bastante buena pues cerca se encuentra la carretera nacional.

Se puede llegar a ella por la antigua carretera N-IV, una vez pasada Carmona. Antes de llegar a la autovía, coger un carril que hay a la izquierda junto a la antigua calzada romana y que pasa por un túnel bajo la propia autovía.

Historia:

Los asentamientos humanos en esta zona se han sucedido desde muy antiguo, dada su situación en el valle del Guadalquivir. Se ha encontrado vasos campaniformes que se conservan en el museo arqueológico nacional de Madrid y datan de finales del neolítico, concretamente del calcolítico. Fue colonizada por los fenicios y cartagineses, y se convirtió en una ciudad romana de gran importancia como lo atestiguan las murallas y puertas, modificadas en la época almohade y, luego, en el siglo XVIII (puertas de Sevilla y Córdoba) y sobre todo la necrópolis, en el exterior de la ciudad, que contaba con no menos de ochocientas tumbas, algunas de las cuales tienen el aspecto de una villa romana.

En el año 884 Carmona sirvió de refugio a los sevillanos que huían de los normandos. En el año 895 esta plaza fue conquista por Al-Mudaffar. Tras cinco siglos de historia musulmana, Carmona fue reconquistada por Fernando III el Santo en el año 1247. Carmona sufrió el asedio de su vecina Sevilla hasta incorporarla a su reino en el año 1502.

Cerca de la torre de la Huerta de Martín Pérez mana un manantial, por lo que, como tantas otras torres, quizás su misión fuese vigilarlo. Como torre de vigía su misión es casi nula, ya que por un lado le tapa la visión una elevada meseta, y su única capacidad visual es hacia la vega que se extiende al este de Carmona, ubicada en una posición muchísimo más elevada y desde donde se tiene un campo visual de más de 30 kilómetros en días claros.

Descripción:

Torre de planta cuadrangular con unos 5 metros de lado y menos de 6 de altura, lo que le da un aspecto rechoncho y macizo. Construida en mampuesto, tiene bastantes restos de enlucido de mortero de cal y arena, aunque parecen modernos, ya que la torre ofrece muestra claras de haber sido usada como vivienda hasta hace poco tiempo, ya que se encuentra en una finca abandonada.

Protección:

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. En el año 1993 la Junta de Andalucía otorgó reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Alrededores:

Otros monumentos y lugares de interés en Carmona son el anfiteatro romano, la necrópolis romana, las casas-palacio de don Alonso Bernal Escamilla, los Aguilar, los Domínguez, los Lasso, los Rueda, y del marqués de Las Torres, los conventos de la Concepción, Descalzas, Madre de Dios y Santa Clara, las ermitas de Nuestra Señora de Gracia y de San Mateo, las iglesias del Salvador, San Bartolomé, San Blas, San Felipe, San Pedro, Santa María y Santiago, la fuente de los Leones, el hospital de La Misericordia y de La Caridad, el Ayuntamiento, la casa de Las Descalzas, las plazas de San Fernando y de San Abastos, y el teatro Cerezo.

Fuente: CastillosNet.