sábado, 16 de junio de 2007

El Parque Periurbano de La Corchuela


El Parque Periurbano de La Corchuela constituye el espacio rural de ocio más relevante de la ciudad, sito en los antiguos terrenos del cortijo homónimo. Aunque ya anteriormente realizaba la misma función, es a partir de 1998 cuando en el parque, tras su declaración oficial como Parque Periurbano, se acometen una serie de mejoras y renovación de las existentes que van a revitalizar un destino de ocio y esparcimiento poco conocido por los foráneos de Dos Hermanas.


Con una extensión de 84 hectáreas, cuenta con vegetación típicamente mediterránea, bien diferenciada en su distribución: a la derecha desde la entrada, zona de ribera y matorral noble en torno a los canales y riachuelos que discurren por el interior del parque. A sus espaldas se extiende dehesa de encinas y acebuches, que ocupa la cuarta parte de la superficie total.

A la izquierda de la puerta de acceso, contemplará el pinar, centenario, donde quedan distribuidas las numerosas infraestructuras de ocio por tratarse de la zona de mayor afluencia de público del parque (pistas deportivas, mesas y bancos rústicos, barbacoas, etc).

Cuenta asimismo con una vía interior que circunda una amplia zona de La Corchuela con una longitud aproximada de 3´5 kilómetros y aparcamiento para 250 vehículos, junto al cual se sitúa una pequeña plaza de toros para tientas que poseía el cortijo.

No existen restaurantes ni otros establecimientos de ocio en el recinto, de ahí la conveniencia de llevar refrigerios.


Horario de visita:
De lunes a viernes, de 9 a 18 horas.
Sábados y domingos, de 9 a 19 horas.

2 comentarios:

David dijo...

Quisiera agradecer a través de este blog a la/s persona/s que hacen posible que este Parque, tan maravilloso y tan olvidado, siga conservando el encanto que siempre ha poseido, antigua marisma, y entre cuyos pinos más de uno hemos correteado y crecido. Pero también me gustaría denunciar la falta de sensibilidad social de las personas que acceden a él, ya que la poca educación medioambiental que demuestran deterioran esta joya natural. Señores usemos los contenedores y papeleras para los residuos y respetemos a los demás en el proceso de pasar un día en la naturaleza.
Muchas gracias.
Muchas gracias

Duende del Sur dijo...

En primer lugar, estimado David, permítame agradecerle su participación en este blog que, desde ya, puede considerar su casa. Sea, por tanto, bienvenido.

Hablar de La Corchuela es hablar de sentimiento. Yo también correteé y crecí entre sus pinares. Comencé a amar la naturaleza en este parque, antes incluso de que naciera el del Alamillo. Con la figura de protección de Parque Periurbano trata de estar más conservado frente a la acción de tanto irrespetuoso, aunque en la realidad esto desgraciadamente no se lleve a cabo (ni en éste ni en muchos otros parques andaluces y españoles).

Esta falta de respeto de muchas personas hacia la naturaleza conlleva que, los que la amamos de verdad, no podamos disfrutar íntegramente de ella. Deberíamos aprender mucho de países como Nueva Zelanda, Australia o los países escandinavos donde la concienciación ambiental está presente cada día desde el mismo nacimiento de sus gentes.

Un saludo y gracias por su aportación.