martes, 23 de octubre de 2007

El tranvía de Sevilla comenzará a funcionar para el público el domingo 28 de octubre


Los sevillanos podrán usar el tranvía desde el próximo domingo para desplazarse entre el Prado de San Sebastián y la Plaza Nueva ya que empezará a rodar oficialmente dentro de una semana, aunque será un día más tarde, el lunes 29 de octubre, cuando circule a pleno rendimiento: de 6.00 a 2.00 los siete días de la semana. El tren recorrerá en ocho minutos la columna vertebral del centro de la ciudad, un itinerario de 1.317 metros que, desde abril de 2006, sólo puede completarse a pie o en bicicleta.

A partir del lunes el metro centro funcionará con la que se prevé que sea su frecuencia habitual: un tren por sentido cada siete minutos. Según el compromiso de la empresa municipal de transportes (Tussam), nadie tendrá que esperar en una parada más de ese tiempo para subirse al tranvía. Podrán viajar en cada tren alrededor de 250 personas, el mismo número de pasajeros que transportan tres autobuses o casi 200 coches.

Para llegar hasta aquí, el tranvía ha recorrido un camino de tres años durante los que se ha ganado tantos detractores como simpatizantes. Los primeros arguyen que es poco funcional, supone un impacto visual excesivo para el casco histórico y no soluciona los problemas de movilidad como podría hacerlo una línea de metro subterránea. Los que lo aplauden elogian su rapidez, la amplia capacidad de transporte (hasta 3.500 personas por sentido y hora) y su carácter ecológico. Hasta que se cerró al tráfico, la avenida de la Constitución soportaba un tránsito de 2.000 coches y autobuses cada hora.