miércoles, 31 de octubre de 2007

La Puebla de Cazalla


La Puebla de Cazalla es una localidad de la Provincia de Sevilla. Se localiza entre las comarcas de la Campiña y la Sierra Sur sevillanas, en el cuadrante sudoriental de la provincia. En 2006 contaba con 10.729 habitantes. Su extensión superficial es de 188 km² y tiene una densidad de 57,1 hab/km². Se encuentra a 68 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Historia:

Estas tierras han conocido a lo largo de la historia el paso de diferentes culturas. Existen restos arqueológicos de los periodos turdetano, romano, visigodo y árabe. El nombre de la localidad puede tener su origen en un castra (campamento militar romano), que los árabes modificarían por Castalla. En el Repartimiento de Sevilla del año 1253, posterior a la conquista cristiana de la zona, figura como Cazalla de la Frontera, en relación a su posición limítrofe con las tierras que todavía estaban en poder musulmán. La localidad y su término son entregados inicialmente a la Orden de Calatrava, que había colaborado con Fernando III en la tarea conquistadora, para pasar posteriormente a manos de la familia Girón, los futuros duques de Osuna, con la misión de repoblarlas y defenderlas. Para ello se otorga una Carta Puebla, que hace oficial la fundación de la conocida desde entonces como Puebla de Cazalla.

El núcleo urbano se localiza en el extremo septentrional del término municipal y muy cerca del cauce del río Corbones, que discurre al este. La mayor parte de la población se desarrolla al sur de la antigua travesía de la carretera N-334 (Sevilla-Málaga). Recientemente se ha construido la Autovía del 92, que discurre al norte de la localidad.

El núcleo presenta una morfología muy compacta al sur de la antigua travesía, con una serie de desarrollos industriales y terciarios más dispersos apoyados en la citada vía y al norte de la misma. En el sector principal predomina el uso residencial, con grandes manzanas de formas regulares, orientadas tanto de norte a sur como de este a oeste. El extremo occidental, al otro lado del recinto ferial, tiene un trazado totalmente ortogonal, con manzanas de menor tamaño. La vía que cruza la localidad desde la Iglesia Parroquial (en el extremo oriental de la población) hasta el cementerio (en el extremo occidental) se configura como eje estructurante de la misma.

Entre sus edificaciones de interés histórico artístico destacan la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de las Virtudes (siglo XVI), la iglesia del Convento de Nuestra Señora de la Candelaria (siglo XVI), la ermita de San José (siglo XVIII) y el Ayuntamiento.

Fuente: http://www.sevillaweb.info