jueves, 25 de octubre de 2007

Paradas


Paradas, municipio de la provincia de Sevilla, se sitúa en la fértil campiña sevillana, a una altitud sobre el nivel del mar de solo 23 m, y entre las cuencas de los ríos Corbones y Guadaira. Se encuentra a 45 km de Sevilla y la superficie del término se eleva a 110,60 km². El número de habitantes que tiene Paradas es de 7.230, siendo el gentilicio del pueblo "paradeña/o". Cuenta con otros núcleos de poblacion menores: El Palomar y El Calvario.

Historia:

Estas tierras conservan restos de la época de colonización romana, existiendo autores que mencionan un asentamiento estable de población llamado Calla, en tanto que otros opinan que en la zona sólo existían una serie de villae agrícolas. En época árabe sucede algo similar, también hay restos de varios asentamientos aislados que no alcanzan la categoría de núcleo urbano, aunque en este caso sí disponen de un castillo para defender el estratégico emplazamiento. En el siglo XV, el rey castellano Enrique IV concede Carta Puebla al Marqués de Cádiz, Juan Ponce de León, con privilegios y franquicias para fundar una población en el sitio conocido como Las Paradas. En ese lugar existían una venta para el descanso y alimentación de los viajeros, así como un abrevadero y las instalaciones necesarias para realizar el relevo de las caballerías. El Marqués de Cádiz la repuebla con gentes venidas de Astorga (León) y construye una fortaleza, que será el origen del núcleo. En 1774 alcanza la categoría de Villa

Paradas se emplaza sobre uno de los promontorios que jalonan el escalón longitudinal de la Campiña, en concreto el que se constituye entre el arroyo El Manco y el arroyo Albina de Doña Juana, dos afluentes del Guadaira. Las pendientes son suaves en los sectores centrales del asentamiento y más acentuadas en las laderas del promontorio, sobre todo al noroeste y suroeste, donde se alcanzan valores en torno al 20 %, constituyendo auténticas barreras a la extensión del núcleo urbano.

El lugar que ocupa Paradas se halla determinado por la intersección de varias vías: La principal es la carretera SE-127 (Arahal-Paradas-Marchena), que discurre de suroeste a noreste, coincidente con la dirección del escalón que recorre longitudinalmente la campiña. Su travesía por el núcleo urbano constituye uno de los viales urbanos más importantes (calle Larga y otras). Otras vías importantes son la carretera SE-128, que enlaza la carretera Carmona-Marchena con la A-92 y que atraviesa Paradas de norte a sur, la Cañada Real de Sevilla (al oeste) y la Carretera de la Estación, realizada a finales del siglo XIX como enlace entre la instalación ferroviaria y la carretera de Málaga.

El núcleo originario se localiza junto al nacimiento del arroyo del Pilar, allí donde la citada carretera SE-127 se cruza con las veredas de Carmona y de Sevilla (antigua vía romana). En ese mismo lugar se sitúan la antigua Fortaleza y la fuente del Pilar, en el extremo norte del actual núcleo. A partir de ahí, la expansión urbana se produce básicamente en tres direcciones, coincidentes con los tres vértices de la base del promontorio (hacia Arahal, Marchena y Morón) y con intensidades muy similares en todas ellas. El casco antiguo de Paradas reproduce con bastante aproximación la forma triangular de la base del promontorio. El desarrollo hacia Marchena (al noreste) se mantiene estable a la altura de la fuente del Cañuelo, sin llegar a ocupar todo el promontorio. Hacia Arahal (al suroeste) se progresa más allá de los límites del casco antiguo, sobre ambas márgenes de la carretera. Hacia Morón (al sur), la ocupación se extiende por la ladera meridional del promontorio hasta el arroyo El Manco.

La actual morfología de Paradas es bastante compleja, siendo su trama resultado de la superposición de tres modelos distintos. La forma urbana lineal del sector septentrional comprende gran parte del casco antiguo y se asocia a la travesía de la carretera SE-127 y al escalón longitudinal de la campiña, con dirección predominante de suroeste a noreste. Le sucede en el espacio y en el tiempo una forma radiocéntrica, incompleta por la fuerza de la travesía longitudinal, y relacionada con el conjunto de caminos rurales que convergen en el núcleo urbano. Esta segunda forma se localiza en la periferia del casco antiguo, sin penetrar en él. A las dos formas anteriores se superpone finalmente otra transversal, integrada por operaciones de reforma interior en las áreas más antiguas del núcleo y por actuaciones de extensión reciente hacia el sureste.

Entre los sectores urbanos de Paradas destacan el Casco Antiguo, con diferencia la parte más significativa del tejido urbano; los sectores eras de San Albino (al sureste) y carretera de Arahal (al suroeste), que acogen usos pecuarios, de almacén e industriales; y el sector San Albino/Los Carrascales, en el extremo sureste del núcleo, en terrenos pertenecientes a la ladera meridional del promontorio donde se ubica Paradas. En este último sector, y en base a un trazado de calles rectas y paralelas, se localizan la reciente actuación residencial "Los Carrascales", la ermita de San Albino, así como varios equipamientos públicos de carácter educativo y deportivo.

Entre sus edificaciones de interés histórico artístico destacan la Iglesia de San Eutropio (siglo XVIII, de estilo barroco), los restos del Palacio-Fortaleza de los Duques de Arcos (siglo XV), la ermita de San Albino, el Ayuntamiento y las fuentes del Pilar y del Cañuelo.

De sus fiestas cabe destacar la Feria de Mayo, una de las más antiguas de la provincia y que se celebra el primer fin de semana de este mes, las fiestas patronales en honor de San Eutropio (Obispo y mártir), patrón de la localidad, el día 15 de julio, la Semana Santa, y en los últimos años se viene celebrando la Romería en honor de la Virgen de los Remedios la madrugada del 15 de agosto, que se perdió a mediados de los años 40 y que ha sido retomada con éxito, celebrándose desde 2005 en el lugar conocido como "Paterna".

Fuente: http://www.sevillaweb.info