martes, 17 de junio de 2008

Pío XII

Frente a los restos de la muralla de Sevilla se alzan unas barriadas donde se deja notar la calidad de vida. Una de ellas es la barriada de Pío XII. Levantada entre 1956 y 1962, esta zona sevillana recibió su nombre en 1958 con motivo del fallecimiento de este Papa; diseñada por los arquitectos R. Arévalo y F. Barquín -que tiene una plaza en el barrio-, fue edificada por el Real Patronato de Casas Baratas sobre los terrenos de las huertas del Lavadero Grande y de la Cofradía, y parte de las de la Yesca y el Lavadero Chico. Predominan en ella los conjuntos de bloques -principalmente de cuatro plantas- que dejan espacios abiertos y calles peatonales en tanto que las vías perimetrales son las encargadas de canalizar el acceso a la barriada que, en su mayor parte, fueron rotuladas en 1962 con nombres de flores; éstas están arboladas y cuenta con zonas ajardinadas, como la plaza de la Fuente. La escuela pública se concluyó en los setenta.

De carácter heterogéneo, entre las calles Albaida, Amante Laffón, Manuel Ródenas y Miraflores, se encuentra otra barriada, la de Retiro Obrero, llamada así desde el comienzo de su construcción en 1927 a propuesta de su promotora, la Caja de Seguros Sociales y de Ahorros, presidida y fundada por Amante Laffón. Hay que hacer notar que hasta 1935 en que se procedió a rotularlas oficialmente con nombres de personas relacionadas con la creación de la previsión social en Sevilla y en España, sus calles estuvieron numeradas del uno al siete. en nuestros días , con una notable calidad ambiental, dos tipos de viviendas unifamiliares predominan en el barrio, unas con una planta y jardín delantero y otras con dos plantas sin jardín, en tanto que las colectivas tienen tres plantas que se agrupan en torno a un patio interior común y un jardín delantero; no obstante, con el paso de los años muchas de ellas han sufrido considerables transformaciones aunque no por ello se han alejado de la idea inicial de ciudad jardín con que fuera concebida la barriada en 1926 por José Gómez Millán, a quien se encargó el proyecto, que comprendía 300 viviendas unifamiliares y cuatro grupos de casas colectivas, que se dio por finalizado en 1935, con una arquitectura de un claro regionalismo clasicista. Cabe reseñar que en 1959 sus instalaciones fueron utilizadas como refugio de los damnificados por las inundaciones y que además de iglesia, cuenta con dos colegios.

Levantado entre huertas:

La calle León XIII, que da nombre a un barrio formado por distintas barriadas menores, se abrió a través de las huertas de Capuchinos, soldado, Santa Ana, Rosario, Mato Donato y Macarena, adaptándose en su trazado al solar que ocupaba el cine de verano Capuchinos. De Fray Isidoro de Sevilla hasta el final se edificó a finales de los cuarenta en tanto que el otro tramo no se levantó hasta los años sesenta, con una tipología edificatoria que presenta una gran variedad, modificándose notablemente la configuración social y funcional del barrio en los últimos veinte años.

Hay que destacar que aquí se encuentra el centro de formación de sordos Divina Pastora.

Por su parte, delimitada por las calles Sor Francisca Dorotea, Madreselva, Abuca-yub y Manuel Villalobos se localiza la barriada Virgen de los Reyes, llamada así desde 1952 a propuesta de sus vecinos, pero más conocida como La Barzola para el resto de los sevillanos. Edificada sobre las huertas de la Romera y el Picacho, describe su planta un trapecio isósceles con un gran número de cales peatonales, cubiertas de albero y arboladas con naranjos, olmos y brachichitos. Su construcción se realizó mediante dos fases, ambas promovidas por el Instituto Nacional de la Vivienda y finalizadas la primera entre 1950-52 y la segunda en 1962. A la primera corresponden los bloques de tres y cuatro plantas con azotea y los de cuatro plantas que circundan la plaza de la virgen del Pilar; a la segunda pertenecen los de cinco plantas cuyos exteriores están pintados de rojo y blanco. A lo largo de la vía central, Virgen del Mayor Dolor, y de la plaza Virgen del Piar se concentran los locales comerciales. Hay que señalar que en 1972 se terminaron los jardines que hay entre la barriada y el colegio público Arias Montano.

Los Naranjos:

Por último, entre las calles Florencio Quintero, León XIII y Antonio Pantión se encuentra la barriada de Los Naranjos, edificada sobre lo que fue la Huerta del Soldado una vez demolida la fábrica de tornillos de Ollero y Rull, que estuvo emplazada en lo que es el segundo tramo de Florencio Quintero. La barriada se comenzó a edificar en 1968, estando concluida para 1970 la primera fase, continuando éstas hasta 1974 en que se completaron 624 viviendas, que han perdido su inicial aislamiento al crearse el eje comercial de León XIII, tras su apertura a la Ronda de Capuchinos a finales de los setenta; el conjunto del barrio lo cierran una serie de barriadas como Nuestra Señora del Amparo, rotulada oficialmente en 1964, con bloques de cinco y nueve plantas levantados en dos fases, entre 1964 y 1967.

Fuente: ABC.

1 comentario:

Du Guesclin dijo...

Mis abuelos paternos vivían en la Plaza de Andalucia y los maternos en la Cruz Roja, vamos, que esa zona forma parte importante de mi vida.

Respecto al Retiro Obrero, desgraciadamente cada vez quedan menos restos de su morfología original, de hecho ya da pena pasear por sus calles. Una lástima...

Saludos.