lunes, 29 de octubre de 2007

Pilas


Pilas es una localidad de la provincia de Sevilla. En el año 2006 contaba con 12.171 habitantes. Su extensión superficial es de 46 km² y tiene una densidad de 259,1 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 18' N, 6º 18' O. Se encuentra situada a una altitud de 65 metros y a 32 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla.

Historia:

Los orígenes de esta población se encuentran en la villa romana de Pilias, de la que se conservan diferentes restos arqueológicos. Con los visigodos decae notablemente, siendo reutilizada en época musulmana como alquería, una pequeña explotación agrícola dependiente de Aznalcázar. En 1247, Pelay Correa, maestre de la Orden de Santiago, cobra estas tierras para la Corona de Castilla. En 1253 pasa a depender como aldea del Concejo de Sevilla. En 1892 obtiene de forma definitiva su condición de municipio independiente.

El núcleo urbano se asienta sobre una ladera inclinada al este, entre las cotas de 50 y 80 metros. Hacia el sureste se forma una pequeña vaguada, que constituye un elemento de drenaje hacia el arroyo Alcarayón, desagüe natural hacia las marismas. Ocupa una estratégica posición geográfica, como cruce de los caminos de unión entre Aznalcázar e Hinojos y Carrión con Villamanrique, lo que motiva que se construyan en este lugar abrevaderos o "pilas" para el ganado.

Durante las épocas romana y árabe no llega a formarse un auténtico núcleo urbano. La existencia de tres torres-almazaras en el interior del casco demuestra su origen como explotación agrícola. El núcleo primitivo del asentamiento urbano coincide con la pequeña ermita mudéjar de Santiago el Mayor (transformada en el siglo XVIII en ermita de Belén) y la correspondiente Plaza de Belén. Pilas vive en el siglo XVI un gran desarrollo económico y demográfico, a pesar del cual el asentamiento no supera la dimensión de una aldea. El siglo XVII es de estancamiento.

A mediados del siglo XVIII se inicia la construcción de la Iglesia Parroquial, que se sitúa en la intersección de los dos ejes ordenadores de la trama urbana, el este-oeste y el norte-sur. Junto a la iglesia se edifica el Ayuntamiento, y en el entorno de ambas construcciones se agrupan los espacios públicos más significativos del actual centro histórico: las plazas de la Iglesia, del Cabildo, de Belén y la Plaza Mayor. La expansión del siglo XVIII, con un claro predominio de la dirección sur, se produce por la prolongación de las calles que confluyen en la Plaza de Belén.

Durante el siglo XIX, la dirección del crecimiento cambia hacia el norte, a lo largo del eje que enlaza la Plaza Mayor con la de Belén y prolongándose hasta la Plaza de la Cruz. En este punto se produce la confluencia de seis calles radiales, coincidiendo una de ellas (el Paseo de la Independencia) con el camino de Carrión. En la segunda mitad del siglo XIX se forma una cuña triangular en el ángulo sureste de la población, al sur del camino de Sevilla, surgiendo una calle en dirección a la vaguada. Esta expansión puede ser una persistencia histórica identificable con un antiguo camino al embarcadero, que comunicaría con el entonces cauce navegable del Guadiamar.

Durante el siglo XX, Pilas vive una progresiva industrialización que atrae numerosos inmigrantes, provocando un importante aumento demográfico. En 1914 se inaugura la barriada obrera, que edifica las calles que confluyen en la actual Plaza de la Constitución. La Cruz del Humilladero, límite tradicional de la edificación del pueblo se traslada más hacia el este, sobre el camino de Aznacázar, como reconocimiento de la ampliación urbana en esa dirección. En los años 30 se va conformando un polígono industrial al sur del camino de Sevilla. Hacia 1950 se construye en el extremo occidental de la población un grupo de viviendas subvencionadas para ubicar a los obreros de las diferentes fábricas. A finales de esa década surge en el sector noroccidental el barrio de Baretas, de trama reticular, y ocupado en su mayoría por modestas viviendas de autoconstrucción. En 1961 se inaugura el amplio complejo de edificios y zonas deportivas del Seminario Nuestra Señora de Belén, localizado hacia el sur, más allá del área industrial y sobre el camino de Villamanrique. En los últimos años se ha producido en el centro histórico un crecimiento en altura y un cambio en las tipologías edificatorias.

El núcleo de Pilas presenta en la actualidad una cierta morfología radial, aunque no completa. El crecimiento urbano a partir del núcleo originario se ha producido en diferentes direcciones, siguiendo los caminos de salida de la localidad, pero sobre todo hacia el norte (camino de Carrión), el este (Sevilla) y el oeste (Hinojos).

Entre sus edificaciones de interés histórico artístico destacan la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor (siglo XVIII), la ermita de Nuestra Señora de Belén, la Biblioteca y algunas casas señoriales.

Fuente: http://www.sevillaweb.info