lunes, 26 de noviembre de 2007

El Viso del Alcor


El Viso del Alcor es una localidad de la provincia de Sevilla. Su extensión superficial es de 20 km² y tiene una densidad de 859,7 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 23' N, 5º 43' O. Se encuentra situada a una altitud de 143 metros y a 28 kilómetros de la capital de provincia, Sevilla. El municipio se encuentra situado entre Carmona (A-398) y Alcalá de Guadaira.

Historia:


Los primeros pobladores de estas tierras fueron los celtas, que fundaron una población que los historiadores relacionan con la Basilippo turdetana. Los romanos la bautizan como Visus (mirador, atalaya), por la espléndida panorámica que proporciona. Tras el dominio musulmán, en que la localidad se denomina Al-cor (que significa lo mismo), Fernando III el Santo y la Orden Militar de Calatrava la conquistan a mediados del siglo XIII. Los cristianos unen los topónimos latino y árabe, dándole su actual denominación. A mediados del siglo XV se independiza de la jurisdicción de Carmona y adquiere el título de Villa bajo el señorío de los Condes de Castellar.

El núcleo urbano está situado sobre el escarpe del Alcor, con dos plataformas avanzadas hacia el mismo, una al sur y otra al noreste, y en el centro una vaguada por la que discurre el arroyo de la Alcantarilla como cauce natural de evacuación.

Este asentamiento nunca ha sido fortificado, dependiendo siempre de la plaza fuerte de Carmona. Su origen estaría en una explotación agrícola (una villa romana o una alquería musulmana), aunque su conformación como núcleo urbano no llega hasta el siglo XV. El centro sería entonces la iglesia de Santa María del Alcor, junto con el Ayuntamiento y el palacio de los Condes. En el siglo XVII se produce un verdadero auge constructivo, siendo sus ejes básicos las calles Claudio León, Real y Rosario, en torno a la Plaza del Cardenal Espínola. A lo largo del siglo XVIII, el desarrollo urbano continúa por el camino de Carmona, actual calle Corredera. A mediados del XIX se puede distinguir entre una zona antigua y estrecha (la del palacio y la iglesia) y otra más moderna y espaciosa formada por grandes manzanas, teniendo como ejes fundamentales las calles Rosario y Corredera.

En el siglo XX, el crecimiento demográfico ha provocado un gran esfuerzo urbanizador, canalizado a lo largo de la carretera Alcalá de Guadaira-Carmona. La trama urbana ha llegado por el suroeste hasta el límite del término municipal de Mairena del Alcor. Hacia Carmona se ha producido un crecimiento de tipo residencial, unido al casco urbano en la primera mitad de siglo y con urbanizaciones dispersas de viviendas unifamiliares en los últimos años. Otra dirección de crecimiento ha sido el noroeste, siguiendo los caminos del cementerio y de Tocina, como prolongación de los dos ejes transversales más importantes, las calles Manuel Jiménez León y La Palma.

En la actualidad, El Viso forma en su extremo suroccidental un continuo urbano con Mairena. Presenta una morfología inicialmente lineal, a lo largo de la citada carretera, modificada posteriormente. Las manzanas de la parte antigua presentan formas alargadas y tipologías tradicionales en paralelo a la citada vía de comunicación, en tanto que los desarrollos posteriores adoptan las nuevas formas urbanas, de manzanas abiertas y bloques en altura. El extremo sureste de la localidad, orientado a la Campiña sevillana, es por donde menos se ha extendido la edificación, debido a sus peores condiciones topográficas.

Entre sus edificaciones de interés histórico artístico destacan la Iglesia Parroquial de Santa María del Alcor (mudéjar), la iglesia de la Merced o del Corpus Christi (finalizada en el siglo XVII) y los restos del Palacio de Castellar.


Fuente: http://www.sevillaweb.info