domingo, 24 de noviembre de 2013

El Puente de Triana no es el más antiguo de sus características

Joseph Goebbels dijo una vez que "una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad".

Comenzamos hoy una nueva sección de este blog llamada "Cazadores de mitos" y en la que vamos a ir desgranando qué parte hay de verdad y qué de mentira en ciertas afirmaciones que a modo de leyendas urbanas van siendo repetidas, generación tras generación, en el colectivo de la ciudad de Sevilla, hasta convertirse en realidades.

En esta primera entrada vamos a centrarnos en el Puente de Isabel II, más conocido popularmente como Puente de Triana.




Siempre he escuchado que el Puente de Triana es el puente de hierro más antiguo que se conserva en España. Se afirma esto con una rotundidad tajante. No hace falta más que darse una vuelta por internet para ver repetida esta sentencia hasta la saciedad. Incluso, con la llegada de las redes sociales ocurre que la difusión de la información es más rápida y llega a muchos más lugares. Veamos, pues, si podemos desmentirla.

El Puente de Isabel II o de Triana, que se pretendió derribar en 1976, es actualmente el puente de hierro conservado más antiguo de España.
El Puente de Isabel II, más conocido como el Puente de Triana, vino a sustituir en el siglo XIX a un viejo puente de barcas que existía en su lugar, constituyendo el puente de hierro más antiguo conservado en España.
Según la Wikipedia, el Puente de Triana vino a sustituir en el siglo XIX a un viejo puente de barcas que existía en su lugar, siguiendo un diseño análogo al del extinto Pont du Carrousel construido sobre el río Sena, en París. Su construcción comenzó en 1845 y finalizó en 1852, bajo el reinado de la reina Isabel II, motivo por el que ostenta dicho nombre. Los materiales utilizados en el Puente de Triana fueron pilares de piedra y hierro, sin utilización de madera. Dicho esto, cabría ver si, en efecto, es el más antiguo de estas características que se conserva en España. 

En primer lugar trasladémonos a Leioa (Vizcaya) para hablar del 
Puente de Udondo, el cual cubre la desembocadura conjunta de los ríos Udondo y Gobelas en la Ría de Bilbao, posibilitando el paso en la carretera a Las Arenas. Dicho puente utiliza una estructura de hierro fundido del antiguo Puente del Arenal o de Isabel II de Bilbao
, que se construyó para unir el Arenal de Bilbao con Abando entre 1845 y 1848. Este Puente del Arenal tuvo una vida tan corta como azarosa, ya que quedó destrozado en 1874 como consecuencia de la Segunda Guerra Carlista. Cuando todo apuntaba al definitivo fin del maltrecho puente del Arenal, el pleno municipal aprobó destinar uno de sus arcos de hierro para reconstruir el de Udondo.
Puente de Udondo. Foto: Wikipedia.
La ocultación de la estructura, bajo un armazón de cemento, ha evitado su deterioro, pero también lo ha alejado de la vista de muchos vecinos de Leioa. Tras 130 años permaneciendo "oculto", el investigador Joaquín Cárcamo lo redescubrió, mientras paseaba por la ría en barca, en 2006.

Si quieres consultar más información acerca del Puente de Udondo, te recomiendo leas esta entrada publicada por la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP).

Por lo tanto, ya estaríamos en condiciones de afirmar que el puente que une Sevilla con el barrio de Triana no es el más antiguo de estas características que se conserva en España. Pero, ¿lo es entonces el de Udondo?


Para dar respuesta a esta pregunta, hagamos una última visita a la Comunidad de Madrid. Allí, en el Parque de El Capricho (barrio de la Alameda de Osuna, distrito de Barajas, al noroeste de la ciudad de Madrid) se encuentra el puente del mismo nombre. Este pequeño puente fue levantado dentro de la antigua finca de El Capricho, concebida como una zona de recreo por su propietaria, María Josefa Pimentel, duquesa de Osuna (1752-1834). Se trata de una de las últimas construcciones realizadas en este recinto ajardinado, cuyas obras comenzaron en 1787. Fue concluido en 1830, cuando la arquitectura de hierro, aplicada a la ingeniería de caminos, aún no se había extendido en España.


Puente del parque de El Capricho. Foto: Una ventana desde Madrid
El Puente de El Capricho el primer puente de hierro erigido en este país, encontrándose en perfecto estado de conservación, antecediéndose en 18 años a los arcos de hierro fundido del actual Puente de Udondo de Leioa y en 22 años a la finalización del Puente de Triana.

Por lo tanto, estamos en condiciones de sentenciar que el Puente de Triana no es el puente de hierro que data de mayor antigüedad entre los que aún se conservan en España, dando por falsas las afirmaciones que así lo atestiguan.