jueves, 19 de abril de 2007

La calle Susona

Corría el año de 1481 en el que se fraguó un complot judío para hacerse con el poder en la ciudad e intentar, con el apoyo musulmán, ir contra los cristianos de Sevilla. La conspiración estaba formada por Diego Susón, banquero y cabecilla de la misma; Pedro Fernández de Venedara, mayordomo de la catedral; Juan Fernández de Alboslaya, letrado y alcalde de Justicia, Adolfo de Triana y muchos otros. El primero de ellos tenía una hija llamada Susona y además de estar de muy buen ver, mantenía relaciones secretas con un caballero cristiano del que estaba enamorada. Cuando ella se enteró de que su padre, junto con los otros conjurados, incluía en sus planes matar al hombre a quien amaba, no se le ocurrió otra cosa que delatar a los suyos. El resultado no se dejó esperar: la conspiración fue deshecha y sus cabecillas, como era lógico fueron encarcelados primero y les cortaron la cabeza luego sin solución de continuidad.

Tras este gesto por amor, Susana Ben Susón fue lógicamente repudiada por sus gentes, no le quedó más remedio que convertirse al cristianismo pero, como Roma no paga a traidores, encima no consiguió casarse con el caballero amado.

Así las cosas, el obispo de Tiberiades, Reinaldo Romero, la convenció para que dedicara su vida al Señor en un convento de clausura de la ciudad. La visitaba a menudo y terminó enamorándose de ella, hasta el punto de que ésta dejó el convento y se fue a vivir con el obispo, del que tuvo dos hijos. A partir de un momento, las cosas le vuelven a ir mal y empieza un largo camino hacia la pobreza, sabiéndose que termina sus andanzas como querida de un especiero...

Según se cuenta, tras su muerte dejó en testamento que colocaran su calavera a modo de castigo ejemplar y, por voluntad propia, en la casa donde vivió. Afortunadamente no dejó que hicieran una procesión con su cadáver . Hoy en día, el nº 8 de la calle donde estaba su casa, antigua calle de la Muerte, lleva desde 1845 su nombre, y en ella se encuentra este azulejo como recuerdo de una historia de amor, odio, muerte y violencia:

1 comentario:

Leticia dijo...

Hola, tengo un blog sobre televisión y me gustaría mucho que entraras!!! Te dejo mi dirección:

www.lamoscadelatele.blogspot.com

Muchas gracias y un saludo