martes, 10 de marzo de 2009

Calles que empiezan por S

Saavedras: Llamada así por la casa-palacio de los Saavedra, que se encontraba en esta calle, construida en el siglo XV pero derribada en 1920.

Salvador, Plaza del: Desde el siglo XIV se la llamó Plaza del Cementerio o del Cementerio de San Salvador, ganando en el siglo siguiente la denominación de San Salvador. En el siglo XVI se conocía su acera de enfrente como calle de los Cereros, actividad que aún se mantiene. En esta plaza se encuentran la Iglesia Colegial del Divino Salvador (1674-1712) y el Hospital de Nuestra Señora de la Paz; la primera sobre el solar de una antigua mezquita de la que se conserva el patio de los naranjos, la segunda sobre el solar de otro hospital (ver también la entrada Plaza del Salvador).

San Benito: Recibe este nombre por estar en ella situada la Iglesia de San Benito.

San Eloy: Llamada en época árabe Mustafá Al Rumi por un hospital de cristianos, tras la Reconquista fue denominada Baño de San Pablo, por el convento del mismo nombre y su proximidad con unos baños. A comienzos del XVI ya figura como San Eloy por el Hospital de San Elogio o San Eloy, del gremio de los plateros y luego de los armeros, en cuya capilla cuentan que se celebró la primera misa una vez tomada la ciudad por San Fernando.

San Esteban:
Recibió esta denominación tras la Reconquista, al edificarse la iglesia del mismo nombre; en ella se identifica el tramo oriental del decumano romano y también estuvo situado allí el arca general de distribución de las aguas, de donde se surtían la mayoría de las fuentes.

San Fernando: Trazada sobre el cauce del arroyo Tagarete, que fue cubierto, se conoció como Nueva, Nueva del Tabaco y Nueva de San Fernando desde su apertura en 1757, pese a que fue rotulada como Real de San Carlos; la denominación San Fernando arraigó a comienzos del XIX. En la confluencia con el Prado de San Sebastián se construyó asimismo una puerta en 1759 que se llamó nueva o de San Fernando.

San Francisco, Plaza de: Se conoce con este nombre desde el siglo XIII por el convento franciscano que existió sobre la actual Plaza Nueva, topónimo que sólo ha perdido temporalmente debido a cambios políticos al ser la Plaza Mayor de la ciudad. Uno de los escenarios sevillanos más descritos por nuestra literatura, en ella se encuentran el Ayuntamiento, el Banco de España y la Antigua Audiencia (ver también la entrada Plaza de San Francisco).

San Gil, Plaza de: Llamada así desde la construcción de la parroquia del mismo nombre –destruida en 1936- que contaba con un cementerio en sus inmediaciones y un hospital. También hubo una cruz de hierro hasta el siglo XIX, que unos relacionan con el cementerio y otros con el legendario enterramiento vivo por orden de Pedro I de un clérigo de esta parroquia que no quiso dar limosna a un pobre.

San Gregorio: Su nombre se debe al Hospital de San Gregorio que estuvo en esta calle desde 1464. Discurría desde el interior del recinto amurallado del Alcázar hasta la Puerta de Jerez.

San Hermenegildo: Conocida como Barrera de los Judíos en 1425, Barrera de Betanzos en 1527, calle de la Judería en 1576, Huertas desde el principio del XIX, pasa a denominarse San Hermenegildo, a propuesta de la Hermandad del mismo nombre por estar su iglesia en las proximidades.

San Ildefonso, Plaza de: Conocida al menos desde 1575 con dicha denominación. Aún conserva en su edificación actual casas unifamiliares del siglo XVIII y XIX.

San Isidoro: Antiquísima calle que, durante siglos, se identifica por los puntos que comunica: Francos y la parroquia de su nombre. Con su denominación actual se la conoce desde el siglo XVIII.

San Jacinto: Su primer tramo, hasta Pagés del Corro, se llamó Santo Domingo desde el siglo XV. El segundo tramo, hasta Justino Matute, se llamó San Jacinto al menos desde el siglo XVIII por la construcción del convento del mismo nombre en 1651. En 1868 ambos tramos se unifican bajo la actual denominación, pero en 1911 se sustituye dicho nombre por Manuel Carriedo.

San José:
Su emplazamiento se conoce desde 1267, aunque su denominación actual es de 1673 por la construcción del convento mercedario de San José.

San Juan de la Palma: Aunque conocida desde el siglo XV como calle Herrería y Herreros, su denominación actual es del siglo XVI por la vecina parroquia de San Juan.

San Julián: Se la conoce, al menos, desde el siglo XVI desde Duque Cornejo hasta San Hermenegildo en cuya confluencia estaba la Plaza de la Cruz. El resto, incluyendo la actual calle Madre Dolores Márquez, era la calle Real de San Julián, hasta 1845 en que se unifica el topónimo.

San Laureano:
Conocida desde el siglo XVI, no es calle hasta la mitad del siglo XIX.

San Leandro, Plaza de: Con la denominación actual se conoce desde 15572 por el convento de religiosas agustinas que existió ya en el siglo XIV, y popularmente famosas por la calidad de sus “yemas” (ver también la entrada Plaza de San Leandro).

San Lorenzo, Plaza de: Conocida desde el siglo XIII es famosa por la ubicación de la Basílica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

San Luis: Desde 1311 y hasta 1540 es conocida como calle Maestra de San Marcos al ser el eje principal de penetración desde el costado norte de las murallas. Pasará a denominarse Real en la fecha anteriormente citada hasta finales del siglo XVIII al menos. A partir de entonces se diferenciarán dos tramos: el primero desde La Macarena al Pumarejo, que se llamará Real de San Gil hasta 1845 en que se llamará Perafán de Rivera. El otro tramo se llamaba Real de Santa Marina, pero en 1845 se cambia por San Luis por la iglesia de los jesuitas.

San Marcos, Plaza de:
Antiquísima plaza sevillana conocida por la iglesia del mismo nombre que ya fuese parroquia en tiempos de Fernando III.

San Martín, Plaza de: Recibe su nombre de la iglesia allí situada. Parece ser que en época romana era el extremo noroeste de la ciudad.

San Román, Plaza de: Conocida ya en la Edad Media con su actual denominación, por estar junto a la iglesia de la misma advocación, fue utilizada como cementerio durante muchos años y hasta en el siglo XIX se conservó una cruz en el lugar para recordar su condición sagrada.

San Roque: Conocida con su actual denominación desde los primeros años del siglo XVII por el Hospital de San Roque.

San Vicente: Su tramo inicial, entre la Plaza del Museo y las proximidades del convento de San Antonio ya era conocido con la actual denominación desde el siglo XV por la iglesia del mismo nombre. El tramo entre Curtidurías y Santa Ana se denominaba San Antonio y de ahí hasta el final Santiago de la Espada o Santiago de los Caballeros.

Santa Ana: Conocida ya en 1426 como Lizos o Lisos o Lienzos, en 1634 se denomina como Señora Santa Ana, pero en el siglo XIX pasa a su actual denominación.

Santa Bárbara: Conocida en 1705 como calle Pasadera de San Francisco de Paula, no es hasta 1868 cuando recibe su actual denominación. Pese a su reducida longitud, goza de amplias aceras con naranjos. Su tipología edificatoria es muy singular, sobre todo en altura, pues oscila entre dos y siete plantas.

Santa Catalina: Recibe su actual denominación en 1948 por situarse en ella una de las fachadas de la iglesia del mismo nombre.

Santa Clara: Su primer tramo es conocido ya desde 1533 con su actual denominación por el convento de monjas franciscanas clarisas fundado en el siglo XIII.

Santa Cruz, Plaza de:
Conocida con tal denominación desde la Edad Media, su emplazamiento pudiera corresponder al del antiguo cementerio de la parroquia de Santa Cruz, fundada en 1391 sobre una anterior sinagoga (ver también la entrada Plaza de Santa Cruz).

Santa María: Situada en el barrio de El Fontanal, fue rotulada en 1945, debiendo su nombre a la nao capitana que descubriera América.

Santa Marina:
Se conoce como tal desde el siglo XVI por la iglesia del mismo nombre.

Santa Marta, Plaza de:
Su denominación se debe al antiguo hospital fundado en 1385 que aprovechó parte de la mezquita de los Osos (ver también la entrada Plaza de Santa Marta).

Santa Paula: Recibe este nombre desde el siglo XVII, por el convento de igual advocación allí existente.

Santas Patronas:
Conocida desde el siglo XVI como Vírgenes al instalarse allí en esas fechas el Hospital de las Vírgenes Justa y Rufina. En 1859 recibe su actual denominación.

Siete Revueltas:
Calle estrecha y de trazado muy irregular cuya denominación es fiel descripción de ésta. Su nombre actual data de 1429.

Sol: Conocida al menos desde 1427 como Sol (salvo el tramo que va desde los Terceros a San Román, conocido en los siglos XVI, XVII y XVIII como calle de las Cabezas y desde finales del último siglo citado calle de los Terceros o Real de los Terceros, por el convento de los padres terceros de San Francisco. En 1845 el topónimo Sol se hace extensible a toda la calle).

Fuente: ABC.

8 comentarios:

moraodetunica dijo...

Te falta nombrar por ejemplo la calle San Benito o la calle Saavedras junto a San martín. Por completar un poco tu lista. Un saludo

María_azahar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Ole, ole y ole, piropo más bonito, no he oido decir de boca de una mujer, a su novio, esposo o pareja, además con muchisimo sentimiento, por eso te vuelvo a repetir ole, ole y ole.

Duende del Sur dijo...

Ya están subidas esas calles que citas moraodetunica. Muchas gracias por tu aportación.

Qué bonito tu comentario mi apreciada María_Azahar. S también del Silencio de tus besos, de Santa Catalina, de San José Obrero, de San Nicolás de Bari, de Sagrada Lanzada o Simplemente el Sueño de estar contigo Siempre. Besitos Sevillana. TQM.

Anónimo esta mujer se merece el mayor de los regalos o la letra dedicada de alguna bella canción, porque el monumento ya lo tiene aquí dentro de mi corazón.

¡¡Saludos y Gracias por vuestros comentarios!!

Ma. Angeles dijo...

Oye, Duende del Sur, que te faltan las calles Salmón y Salvador Allende, en San Jerónimo. Jajaja... ;) La primera con 19 arbolitos (al menos, hasta 2006) y la segunda con 58.

Ciaitooo

Duende del Sur dijo...

Querida Mª Ángeles, ya sabes que sólo contemplo aquellas calles que tengan una historia (relacionada siempre con Sevilla) a sus espaldas o, al menos, alguna curiosidad, anécdota o leyenda que las haga diferentes al resto.

Buen inventario botánico hiciste por la zona de San Jerónimo compañera bióloga je je.

¡Saludos!

Ma. Angeles dijo...

¡Gracias! La verdad es que tu callejero también está quedando bastante bien. Un éxito, vamos ;P

Saludos.

María_azahar dijo...

Gracias al Sr. Anónimo por su comentario y a mi "marío" el Duende.